La rentabilidad por dividendo media del sector bancario español está por encima de la media de las financieras de la eurozona. Sin embargo, a nivel individual nuestros bancos quedan relegados a la mitad de la tabla, adelantados por varias entidades francesas, italianas y holandesas.
 

Fuente: FactSet
(rentabilidad por dividendo actual de los bancos del Stoxx Banks que remuneran)

 
Las financieras españolas, que tradicionalmente se han colado entre los valores que mayor rentabilidad por dividendo ofrecían dentro del Ibex 35, ahora han perdido posiciones debido a la subida de cotización que acumulan en el año. Aun así, sus dividendos siguen dando rendimientos por encima del 3%. Nada desdeñables.

El banco que ofrece mayor rentabilidad por dividendo en España sigue siendo Santander. Pese a subir más de un 10% en el año, su retribución a día de hoy rinde al 4%. Sin embargo, esta rentabilidad también esconde una triquiñuela, pues de los cuatro pagos con cargo a las cuentas del 2016, Santander abonará tres de ellos en efectivo y uno en acciones.

Por encima de la media del sector bancario español también retribuyen Caixabank (3,72) y BBVA (3,55%). La entidad catalana, que con cargo a las cuentas de 2016 hizo un reparto en efectivo y otro en especies, este año ha anunciado que remunerará íntegramente en efectivo. BBVA, por su parte, mantiene dos pagos en efectivo y dos en acciones.

Un poco por debajo del 3,46% que marca la rentabilidad media de los dividendos bancarios españoles, se sitúa Banco Sabadell, que ofrece un 3,41%. Precisamente Sabadell recuperó recientemente el dividendo en efectivo, después de dos años remunerando en acciones condicionado por el BCE y el Banco de España.

Bankinter, que contra viento y marea ha defendido el reparto de dividendos en efectivo respaldándose en su solvencia, actualmente ofrece una rentabilidad en sus remuneraciones del 3,20%. Cabe destacar que en los últimos años ha ido aumentando el importe repartido, aunque su tendencia alcista continuada a lo largo de los últimos años ha ido en contra de esta rentabilidad.

Por último, Bankia ofrece una rentabilidad por dividendo que roza el 3%. Desde que en julio de 2015 la entidad presidida por Goirigolzarri abonara su primer dividendo, la retribución al accionista ha crecido un 57,5%. Para este 2017 la ha hinchado un 5% pero, luego que el FROB haya anunciado su deseo de fusionarla con BMN, es descartable que pague un dividendo extra además del dividendo en efectivo prometido.

Así pues, tenemos que la rentabilidad por dividendo media de los bancos españoles se sitúa actualmente en el 3,46%, un porcentaje atractivo, pero no tanto como el que ofrecen entidades francesas y holandesas.
 

De hecho, los bancos reyes del dividendo son los holandeses, aunque este país sólo está representado por dos entidades en el Stoxx Banks. La media de rentabilidad del dividendo de ING y ABN AMRO es del 6,68%, más del doble que la media europea (3,19%), aunque el mérito básicamente es de ING, que reparte una remuneración que renta al 5,22%, un porcentaje que sólo la italiana Mediobanca puede hacer sombra. Es curioso que ING se coloque tan arriba en el ranking europeo teniendo en cuenta que tuvo que ser recatado por el Estado en 2008 y sus dividendos vivieron siete años de sequía, sin embargo, cuando los recuperó en 2015, lo hizo a lo grande, no solo en términos de rentabilidad, también por el hecho de que los dos pagos que realiza anualmente son en efectivo.
 

Nuestros bancos vecinos de Francia ofrecen en conjunto una rentabilidad por dividendo media del 4,76%. Además, dentro del sector galo destaca el 5% que ofrece Credit Agricole y que le convierte en el tercer dividendo más rentable del sector en la eurozona. De hecho, con el reforzamiento de capital realizado en el pasado ejercicio, la entidad ha garantizado el reparto del 50% de sus beneficios mediante dividendo de 0,60 euros para mayo.
 

Por último, el sector bancario europeo que ofrece una rentabilidad por dividendo media más baja es el italiano, aunque hay casos reseñables, como el de Mediobanca, que ya hemos comentado que reparte la remuneración al accionista más rentable, concretamente del 5,24%. Cabe destacar que suspendió el dividendo en 2013, pero en los últimos tres años ha ido aumentándolo ejercicio a ejercicio.
 
 

El país quinto en discordia representado en el índice Stoxx Banks es Austria, que con un solo banco que remunera a sus accionistas, el Erste Group Bank, se queda a la cola de sus comprables europeos con una rentabilidad del 1,73%, sólo por encima de los transalpinos BPER Banca (1,42%) y Banco BPM (1,17%).