Las cifras que ha publicado la empresa encajan en el guidance que había proporcionado hace unos meses y que establecía que las ventas estarían entre 33.500 y 35.500 millones de dólares.  En cualquier caso, esta cifra no supone ninguna variación con respecto a la del año anterior. Hace doce meses obtuvo unos ingresos de 35.000 millones de dólares. 

El beneficio, sin embargo cae hasta 7,47 dólares por acción. Esto significa que la compañía consigue menos beneficios con los mismos ingresos, algo que preocupa a los expertos; la caída del margen operativo que ahora mismo está alrededor del 37%. 

Detrás de estos resultados han estado las caída de las ventas del
iPad y del iPhone 4S (de gama más baja), que están por debajo de lo esperado son lo que marcarán el empeoramiento de la cuenta de resultados.


Al contrario de lo que esperan los expertos, que creen que lo peor podría  llegar a partir de septiembre, en la compañía confían en el cuarto trimestre y en el lanzamiento de nuevos productos en el cuarto tirmestre. La mayoría de los expertos cifran en un 5% la caída de las ventas de cara al útlimo  trimestre de su ejercicio fiscal, sobre todo, por la baja demanda de smartphones de gama alta.

Para los especialistas estos datos no van a mejorar, sino todo lo contrario de cara al próximo año cuando podríamos ver unos resultados aun más negativos.

Otro factor que para los expertos de Citi es fundamental es el retraso del lanzamiento del iPhone 5S. Debido a un problema con un controlador integrado, el nuevo teléfono de Apple no ha salido al mercado pudiendo afectar a los volúmenes de venta de la compañía, además de la gestión de ventas de iPhone de gama alta y de bajo coste.

Por su parte, Apple también ha recortado la producción de iPad viendo los ingresos que están recibiendo en los últimos trimestres. De los 8 millones que tenían previstos producir, finalmente han bajado a 6 o 7 millones de unidades. Un claro ejemplo para los analistas del devenir de la compañía.