Una y otra vez. Los directivos de Amazon se empeñan en disgustar a sus inversores cada trimestre, aunque en las dos últimas ocasiones, el mercado los ha castigado con fuertes caídas. 
Las acciones de Amazon se desploman en bolsa y caen umás de un 8% al final de la sesión después de publicar unas pérdidas de 437 millones de dólares, o 0,95 dólares por acción, más del doble que en el mismo trimestre del año anterior. El consenso esperaba unas pérdidas de 0,76 dólares por título. Se trata de los números rojos trimestrales más abultados en más de diez años. Lo peor es que si la compañía continúa así podría publicar pérdidas en el ejercicio. Y parece que los inversores ya no están dispuestos a seguir esperando, han perdido la paciencia.

Tras las mayores pérdidas trimestrales en más de diez años, Amazon va quedándose sin amigos entre los analistas. Hoy ha recibido varias rebajas de recomendación. Así, en Cowen han empeorado su apuesta hasta igual que el mercado desde sobreponderar. En Canaccord Genuity han rebajado su precio objetivo a 310 dólares por acción. Credit Suisse también ha bajado el precio objetivo, hasta 395 dólares por acción, Oppenheimer hasta 372 dólares y Topeka hasta 350 dólares.

Las ventas también han sido ligeramente inferiores a las estimaciones. En concreto, aumentaron un 20% hasta 20.580 millones de dólares, cuando el consenso barajaba una cifra de 20.840 millones de dólares.

resultados amazon


Sin embargo, lo que ha disgustado al mercado es que el equipo directivo parece seguir empeñado en apostar por invertir en el futuro dejando a un lado la necesidad de convertir en rentable al negocio en el corto plazo.

El pasado verano, la compañía compró Twitch por 1.000 millones de dólares. Una nueva inversión para una compañía que no ha cesado de poner dinero en la expansión de un negocio, aunque lo que esperan los accionistas y los analistas del sector es un fuerte tirón de los beneficios.

En la conferencia de prensa posterior a la presentación de los resultados, el director financiero, Thomas Szkutak volvió insistir en que “hemos estado en modo inversión porque vemos muchas oportunidades delante de nosotros, aunque sabemos que tenemos que ser cautelosos con las oportunidades que intentamos perseguir”.

Antes de las caídas de hoy, las acciones de Amazon se dejaban más de un 20% en lo que va de año, aunque gran parte de ese descenso se ha producido desde la publicación de los resultados del segundo trimestre.

Pendientes a la evolución de hoy en bolsa porque como dice José Luis Cárpatos en su sección de Estrategias de Inversión, lo que puede hacernos perder los mínimos del año y mantener la tendencia bajista desde los máximos.

Amazon en bolsa




La compañía está inmersa en un gran número de negocios, como la música en streaming, aunque su servicio sigue siendo mucho menos rentable que el de compañías como Pandora o Spotify, con lo que estos segmentos podrían requerir más dinero. Los expertos creen que la compañía podría destinar unos 500 millones de dólares anuales hasta 2017 a este servicio, por ejemplo. El serivicio de Instant vídeo, por ejemplo, le cuesta a la empresa unos 1.500 millones de dólares cada año.

Entre los costes que también han hundido las cuentas del trimestre se encuentra un cargo de 170 millones de dólares atribuibles a los inventarios que siguen sin venderse de su teléfono, el Fire, que se lanzó en julio y que ha pasado sin pena ni gloria.

Pese a la desazón de muchos inversores, los expertos no creen que el equipo directivo vaya a cambiar su estrategia de invertir con fuerza para el futuro del negocio, a pesar de que esta estrategia de largo plazo no está surtiendo beneficios en el corto ni en el medio plazo.

Por otro lado, los expertos van a estar pendientes de cómo podría afectar la fortaleza del dólar a Amazon, aunque en términos interanuales el efecto divisa ha sido ligeramente positivo, ha dicho la empresa. Otra cosa será el efecto en el resto del ejercicio.

Para el cuarto trimestre la compañía espera que las ventas se sitúen entre 27.300 y 30.300 millones de dólares, lo que implicaría un crecimiento de entre un 7 y un 18% con el mismo periodo del año anterior.

Para el resultado final esperan un arco que va de entre unas pérdidas de 570 millones y un beneficio de 430 millones de dólares.


Si quiere recibir alertas cuando estos valores cambien de ciclo bursátil, pinche aquí