Unicaja Banco ha señalado este jueves que ha anticipado un "potencial aumento" en el stock de créditos dudosos en 2022 y mantiene una postura "prudente" en el reconocimiento de este tipo de créditos en su cartera.

Durante la presentación ante analistas de los resultados correspondientes a 2021, el director general financiero de la entidad, Pablo González, ha afirmado que la entidad mantiene una postura de "prudencia" ante el fin de los periodos de carencia de los préstamos con aval ICO, una situación que se producirá, previsiblemente, en el segundo trimestre de este año.

A 31 de diciembre, la entidad tenía 1.961 millones de euros en créditos dudosos, un 1,3% menos que en el mismo periodo de 2020, aunque un 5,3% superior a la cifra registrada en septiembre del año pasado.

De esta forma, la ratio de créditos dudosos se situó en el 3,5%, frente al 3,4% del tercer trimestre de 2021 y del 3,7% del cuarto trimestre de 2020.

Sin embargo, la entidad señala que el 70% de las entradas en mora en el cuarto trimestre fueron dudosos subjetivos, mientras que para el conjunto del 'stock' estos créditos subjetivos supondrían un 40%. Además, en el cuarto trimestre, un 65% de las recuperaciones fueron cobros o curas, según la información facilitada por la entidad.

Asimismo, la entidad ha elevado los niveles de coberturas tanto de activos dudosos como de adjudicados, alcanzando el 68,5% de cobertura de dudosos (5,7 puntos porcentuales más que al cierre del año anterior) y el 62,7% de adjudicados (6,7 puntos porcentuales más en términos interanuales).

Así, el informe financiero recoge que la partida de dotaciones a provisiones ascendía a 100 millones de euros para cubrir riesgos relacionados con avales y litigios. "En el cuarto trimestre el banco ha optado por registrar contablemente las provisiones prudenciales de avales, superiores a las exigidas por la normativa contable y surgidas de la aplicación de los modelos internos de provisiones (backstop)", señala el documento.

"Mantenemos nuestra postura prudente sobre el reconocimiento de créditos dudosos y sobre el coste de riesgo, pero continuamos con nuestra previsión de que, en los próximos tres años, el coste del riesgo será de 25 puntos básicos", según ha detallado González haciendo referencia al plan estratégico para 2022-2024 presentado en diciembre por Unicaja.

"Queremos ser prudentes hasta que tengamos más visión sobre la situación que tengan los créditos ICO una vez terminen los periodos de carencia en el segundo trimestre del año", ha reiterado González, si bien ha aclarado que no prevén un "aumento significativo" de los créditos dudosos.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

PREVISIONES PARA 2022

Sobre la reordenación de su negocio de seguros de vida, el director de Relación con los Inversores, Juan Pablo López, ha señalado que continúa en el proceso de renegociación de su asociación, si bien ha señalado que ya cuenta con provisiones para este proceso.

Cabe recordar que Santalucía es el socio de Unicaja en bancaseguros, a través de su 'joint venture' Unimediación, de la que cada uno controla el 50%. De su lado, Liberbank mantiene dos sociedades conjuntas, una con Aegon y otra con Mapfre.

En cuanto a sus previsiones para sus principales segmentos de crédito en 2022, Unicaja Banco espera un aumento del 6% en el stock de hipotecas y ve oportunidades de crecimiento en regiones como Andalucía o Madrid.

En 2021, el negocio hipotecario de Unicaja se impulsó un 3,1%, al contabilizar 31.090 millones de euros en concepto de garantías hipotecarias, entre ellas, 4.518 millones de nueva producción, un 34,6% más que en 2020.

Además, ha alcanzado una cuota de mercado del 9% sobre el total nacional, con una "fuerte" presencia en Madrid y Barcelona.

Respecto al crédito al consumo, si bien es un negocio más reducido, las expectativas de crecimiento para 2022 están en torno al 6%. En 2021, Unicaja Banco consiguió un aumento del 1,7% en este tipo de préstamos, hasta alcanzar los 2.776 millones de euros.

En cambio, Unicaja Banco prevé un menor volumen de créditos a empresas, con un descenso de una sola cifra, después del despliegue de las operaciones TLTRO y de los créditos con avales ICO, a pesar de la llegada de los fondos Next Generation EU.

En el segmento corporativo, la entidad consiguió aumentar su stock de crédito un 3,1% en 2021, hasta los 14.093 millones de euros, si bien redujo en un 4,8% en comparación con 2020 los préstamos con pymes y autónomos.