Las nuevas tecnologías son determinantes en nuestro día a día, y de cara a los inversores son cada vez más fundamentales para vigilar sus inversiones, tanto actuales como futuras.

Si la digitalización de la economía ha posibilitado que cualquier inversor particular pueda tener el 90% de la información que los inversores profesionales poseen, ahora se necesita que los particulares aprendan a utilizar esa información para mejorar su operativa.

Nuestro Master en inversión y Trading especializado en el inversor particular es el curso ideal para aprender un método de inversión que les valga para toda la vida, utilizando todo el conocimiento de los profesionales a través de las nuevas tecnologías.

Los alumnos aprenden a identificar en que momento del ciclo económico nos encontramos, los sectores fuertes y débiles para invertir, los valores más alcistas y bajistas del mercado, productos para invertir (fondos, etfs, acciones, futuros…) y sobre todo el momento adecuado para entrar y salir, tanto en el corto como en el largo plazo.

Los inversores particulares deben evolucionar para poder sobrevivir en la bolsa, cada vez hay más dificultad para operar en el muy corto plazo, puesto que los sistemas automáticos están haciendo que los inversores más activos tengan que alejarse del scalping y centrarse en el swing trading. Por el contrario los inversores de medio y largo plazo cada vez tienen más alternativas de inversión, no solo en acciones y fondos de inversión, sino a través de ETFs que replican miles de índices sectoriales. Ambos deben aprender a utilizar la psicología de la inversión en su beneficio para evitar caer en los errores más comunes.

Cuando miremos un gráfico de bolsa o seleccionemos un fondo de inversión, por poner un ejemplo, debemos conocer los parámetros relevantes para interpretar su comportamiento y hacer una valoración de lo que nos deparará el futuro al invertir en esos activos.

 

 

 

Cuando un inversor opera en fases de euforia o depresión de los mercados, su forma de invertir no debe ser igual. Debe conocer qué riesgo hay en cada momento en el mercado, qué técnicas aplicar y qué distribución de activos realizar en su cartera en función del escenario.

 

La formación no es una opción, es una obligación.

  • Los inversores deben avanzar en sus conocimientos del mercado, de lo contrario sus inversiones estarán en riesgo, cada vez el mercado cambia más rápido y su evolución es fácil para unos y compleja para otros.
  • Los inversores estamos cargados de sesgos y condicionamientos que nos hacen tomar decisiones de inversión que no corresponden con una lógica del mercado. Debemos aprender a eliminar esos sesgos.
  • Si para cualquier trabajo nos formamos, ¿cómo no nos vamos a formar para gestionar nuestro patrimonio?
  • Aprender a  diversificar y realizar una correcta gestión monetaria es fundamental para tener una probabilidad a favor de ganar en los mercados de forma consistente. Debemos conocer en cada momento la cantidad de riesgo a la que estamos sometiendo a nuestras inversiones.

 

Nuestros alumnos opinan - Jornada de Clausura 2017/2018

Tecnología, experiencia y formación son las 3 patas que se basa la inversión en el presente y futuro más cercano. Cualquier inversor debe formarse y Estrategias de Inversión ofrece la herramienta práctica más sencilla para mejorar las inversiones de nuestros alumnos. No lo dude y pida información de nuestro Curso de Inversión y Trading para el inversor particular.