S&P Global Ratings ha subido en un escalón la calificación crediticia de Neinor Homes como emisor a largo plazo, hasta 'B+' desde el anterior 'B', manteniendo su perspectiva en 'estable', toda vez que la promotora inmobiliaria ha reducido su apalancamiento por encima de las previsiones.

En concreto, tras generar un resultado bruto de explotación (Ebitda) ajustado de 139,2 millones de euros en 2021, la ratio de deuda sobre beneficio operativo ha caído por debajo de las cinco veces, batiendo así las previsiones que tenía S&P con anterioridad.

Asimismo, la agencia de calificación ha destacado en un informe que la perspectiva 'estable' refleja las expectativas de que Neinor seguirá beneficiándose de la demanda sostenida de vivienda en España, que compensaría cualquier potencial impacto del momento inflacionista actual.

S&P también ha resaltado la cifra de 3.038 unidades vendidas en el último ejercicio, lo que supone un incremento del 90% respecto a las 1.603 viviendas que vendió el año anterior, al mismo tiempo que ya ha prevendido el 80% de las unidades a entregar en 2022 y el 37% de las de 2023.

Para la empresa calificadora es una buena señal que Neinor haya invertido alrededor de 550 millones de euros en suelo, lo que eleva a 17.000 viviendas su banco de suelo, incluyendo las 9.000 que ya tiene en desarrollo, tanto en 'build to sell' (venta) como en 'build to rent' (BtR, alquiler).

Respecto a este último negocio, S&P espera que la cifra de entregas BtR sea de 213 unidades este año, con el objetivo de aumentar este número a 1.000 viviendas en 2023, dada la alta demanda por este segmento en el país, hasta el punto de que su plataforma de alquiler (Neinor Rental) represente el 20% de todo el Ebitda de la compañía en el largo plazo.

Con motivo de la actualización de este rating, Sabadell destaca que la rentabilidad por dividendo en Neinor Homes será del 12% en los próximos 12 meses, incluyendo el pago con cargo a 2022 que se realizará el próximo mes de julio y que asciende a 0,4846 euros.