El secretario general de CCOO, Unai Sordo, ha considerado este jueves que la intención del Ministerio de Igualdad de conceder bajas laborales por menstruaciones dolorosas está "perfectamente justificada" si el dolor inhabilita a la mujer para trabajar.

"Se está hablando de una baja no por el hecho de menstruar, sino por que un hecho fisiológico produzca un dolor inhabilitante. Está perfectamente justificado, pero no conozco las interioridades del proyecto", ha afirmado.

En rueda de prensa para presentar junto al líder de UGT, Pepe Álvarez, la plataforma reivindicativa sindical de cara a la negociación colectiva, Sordo ha insistido en que desconoce el texto que ha diseñado el Ejecutivo, y ha admitido que "no hubiera estado de más" que este se hubiera consensuado previamente.

La nueva ley del aborto, que el Gobierno pretende aprobar el próximo martes, incluye el establecimiento de una baja laboral de tres días de duración en el caso de menstruaciones dolorosas, según ha adelantado la ministra de Igualdad, Irene Montero.

En cambio, tanto la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, como el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, han indicado este jueves que es un tema que todavía está en discusión en el Gobierno e incluso Calviño ha ido un paso más allá al afirmar que el Ejecutivo no va a adoptar ninguna medida que suponga la "estigmatización" de la mujer.