SoftBank sacará Arm a Bolsa tras el colapso de su venta a Nvidia por 35.000 millones

En un comunicado conjunto, SoftBank Group y NVIDIA han anunciado su decisión de dar por terminado el acuerdo para la venta de Arm a la estadounidense, pactado en septiembre de 2020, "debido a importantes desafíos regulatorios" que impiden la consumación de la transacción.

Como consecuencia de la decisión de dar marcha atrás a la adquisición de Arm y, según las condiciones pactadas entre las empresas, SoftBank Group se quedará con los 1.250 millones de dólares (1.093 millones de euros) pagados por adelantado por Nvidia y que contabilizará como beneficio en el cuarto trimestre de su año fiscal, mientras que Nvidia conservará su licencia de 20 años de duración con Arm.

El pasado mes de diciembre, la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos presentó una demanda para bloquear la adquisición de Arm por Nvidia al considerar que el acuerdo planteado daría a una de las compañías de chips más grandes del mercado el control sobre la tecnología y los diseños informáticos en los que confían empresas rivales para desarrollar sus propios microprocesadores competidores.

El procedimiento abierto en Estados Unidos se sumaba así a las preocupaciones mostradas por las autoridades del Reino Unido, donde el Gobierno solicitó en formalmente en noviembre de 2021 a la Autoridad de los Mercados y la Competencia (CMA, por sus siglas en inglés) que abriera una investigación en profundidad en relación a las implicaciones para la seguridad nacional de la compra de Arm por parte de Nvidia.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Asimismo, el pasado mes de octubre, la Comisión Europea anunció la apertura de una investigación en profundidad sobre la compra para aclarar si la operación puede dañar la competencia en el espacio económico europeo al restringir el acceso de otros competidores a la tecnología de Arm.

"Arm tiene un futuro brillante y continuaremos apoyándolos como un licenciatario en las próximas décadas", dijo Jensen Huang, fundador y consejero delegado de Nvidia. "Aunque no seremos una empresa, nos asociaremos estrechamente con Arm", añadió.

De su lado, SoftBank Group ha anunciado que, tras el colapso de la venta de Arm a Nvidia, ha comenzado, junto con la empresa británica, los preparativos para una oferta pública de la compañía "dentro del año fiscal que finaliza el 31 de marzo de 2023".

En este sentido, la japonesa ha defendido que sigue pensando que la tecnología y la propiedad intelectual de Arm desempeñará un papel central en el desarrollo de la computación móvil y de la Inteligencia Artificial.

"Arm se está convirtiendo en un centro de innovación no solo en la revolución de la computación móvil, sino también en la computación en la nube, la automoción, el Internet de las cosas y el metaverso, y ha entrado en su segunda fase de crecimiento", dijo Masayoshi Son, presidente y consejero delegado de SoftBank Group.