Agentes de la Fiscalía de Fráncfort, así como de la Oficina Federal de Investigación Criminal (BKA) y funcionarios de la Autoridad de Supervisión Financiera (BaFin) han llevado a cabo este viernes un registro en la sede de Deutsche Bank en la ciudad de Fráncfort, capital financiera de Alemania, ante las sospechas de un potencial caso de blanqueo de capitales comunicado por la propia entidad.

En un comunicado, Deutsche Bank ha indicado que se trata de una medida de investigación de la Fiscalía de Fráncfort "en relación con los informes de actividad sospechosa presentados por el banco", añadiendo que Deutsche Bank "está cooperando plenamente con las autoridades".

La Fiscalía indicó que las medidas de registro de las oficinas del mayor banco comercial de Alemania se estaban llevando a cabo "de acuerdo con una orden del Tribunal de Distrito de Fráncfort", aunque declinó ofrecer más detalles al respecto "debido a la investigación en curso".

Según fuente consultadas por el diario alemán 'Handelsblatt', la investigación estaría motivada porque Deutsche Bank habría presentado informes sobre actividades sospechosas de lavado de dinero demasiado tarde.

Esta semana, Deutsche Bank anunció que había registrado un beneficio neto atribuido de 1.060 millones de euros en los tres primeros meses de 2022, lo que representa un incremento del 16,7% respecto del resultado contabilizado en el mismo periodo del año anterior por la entidad, que encadenó así siete trimestres consecutivos de beneficios.