deudaprivada

La deuda privada ayuda a las empresas a crecer y ofrece un nuevo y atractivo tipo de inversiones en deuda para los inversores. ¿En qué consiste esta clase de activos de rápido crecimiento?

Centrada principalmente en la financiación de empresas medianas, la deuda privada es una clase de activos en evolución que ofrece a los inversores un rendimiento atractivo en comparación con las inversiones en bonos tradicionales. Según Preqin, los fondos de deuda privada han tenido una tasa de rentabilidad media de +9,4% anual (TIR) entre 2005 y 2017.

En estos momentos, las empresas necesitan capital, lo que hace que la deuda privada tenga una gran demanda. Se prevé que esta clase de activos crezca de 1.050.000 millones de euros a 1.500.000 millones de euros en 2025.

En esta entrada del blog, nos sumergimos en las características y estrategias de la deuda privada, exploramos su papel en la cartera de un inversor y damos consejos para seleccionar el fondo adecuado.

La deuda privada financia el crecimiento con múltiples estrategias

En pocas palabras, la deuda privada significa financiar el crecimiento y el desarrollo de las empresas, normalmente de tamaño medio. Cuando la crisis financiera dio lugar a un marco normativo más estricto, los bancos se mostraron más reticentes y limitados a la hora de prestar dinero a las empresas. Esto, a su vez, provocó una creciente demanda de fuentes de financiación alternativas. La deuda privada es uno de estos mecanismos, centrado en las empresas que no quieren o no pueden obtener préstamos del mercado financiero.

La deuda privada es una clase de activos diversa en la que cada préstamo se adapta a las necesidades de la empresa y según la estrategia del fondo. Las distintas condiciones de los préstamos también se reflejan en el nivel de riesgo y rentabilidad de los fondos.

En el extremo inferior del riesgo se encuentran los denominados préstamos directos y mezzanine, que se utilizan principalmente para financiar el crecimiento y en los que la principal fuente de rendimientos son los pagos de cupones. Los préstamos Direct Lending suelen ser préstamos garantizados senior, por lo que tienen prioridad sobre los activos de la empresa en relación con otros préstamos pendientes y el capital.

En el otro extremo del espectro de riesgo se encuentran los denominados préstamos para situaciones especiales y préstamos en dificultades destinados a empresas con un balance sesgado. Aquí, los riesgos y los rendimientos son naturalmente mayores, y la principal fuente de rendimientos es el crecimiento de la empresa y, en menor medida, el pago de cupones en efectivo. Sin embargo, una parte importante de los préstamos de esta clase de activos son préstamos de Direct Lending, que tienen un riesgo menor y hacen que la clase de activos sea menos volátil desde el punto de vista del inversor.

La mayor parte del mercado actual de deuda privada se encuentra en Norteamérica, ya que la región tiene una mayor tradición de financiación no bancaria que Europa. Debido a las condiciones de préstamo adaptadas y a la legislación específica de cada país, la mayoría de los fondos de deuda privada se centran en un número relativamente pequeño de empresas de un solo mercado o incluso en un tipo específico de préstamos o en la financiación de un sector reducido.

La deuda privada tiene un buen potencial de ganancias en tiempos de incertidumbre

Para un inversor, la forma más fácil de entrar en el mercado de deuda privada es un fondo de fondos que invierte en varios fondos que combinan varias estrategias y cubren una gama más amplia de la clase de activos. Un fondo de fondos ofrece una mejor diversificación en términos de estrategias de inversión, geografías y empresas.

Estrategias de Inversión

Para un inversor institucional o un inversor privado con experiencia, la deuda privada ofrece una atractiva inversión en bonos y el acceso a empresas que no puede obtener a través de las acciones o los bonos de alto rendimiento. Dado que prácticamente no hay fluctuación diaria en la clase de activos, existe un perfil de beneficios estable también en tiempos de incertidumbre.

Desde el punto de vista del inversor, otro factor clave es que los bonos de deuda privada suelen ser préstamos a tipo variable. Esto hace que la clase de activos sea muy atractiva, en caso de que los tipos de interés suban de su nivel actual en los próximos años. Según Preqin, el 67% de los inversores institucionales aumentarán sus inversiones en esta clase de activos durante los próximos cinco años.

La deuda privada es una buena adición a la cartera de bonos o de inversiones alternativas, ya que aporta versatilidad y nuevas fuentes de rendimiento. También ofrece un flujo de caja constante y relativamente alto (normalmente del 3 al 5% anual), otra característica apreciada por muchos inversores.

Históricamente, los fondos de deuda privada han alcanzado una tasa de rentabilidad media superior al 9% anual (TIR) y los rendimientos comienzan a producirse más rápidamente que en muchas otras clases de activos alternativos.

La estrategia, la diversificación y la responsabilidad son claves a la hora de seleccionar un fondo de deuda privada

Dado que las empresas financiadas por préstamos de deuda privada, o los propios fondos, no son un grupo homogéneo, la selección del tipo de fondo adecuado es crucial. Debemos tener  en cuenta estos cuatro factores a la hora de elegir un fondo de deuda privada para la cartera:

Estrategia del fondo

¿Cuál es la estrategia de inversión del fondo? ¿El fondo financia directamente a las empresas o ofrece acceso a los principales fondos especializados a través de un fondo de fondos? ¿Qué tipo de empresas, subfondos y estrategias de préstamo se prefieren? En lugar de inversiones individuales, es conveniente prestar atención al panorama general y a cómo se ponderan los diferentes préstamos y estrategias en la cartera.

Diversificación

¿Están las inversiones efectivamente diversificadas? Además de los sectores y tipos de empresas, preste atención a la diversificación geográfica. El mercado europeo de deuda privada sigue siendo relativamente estrecho, por lo que añadir préstamos norteamericanos añade variedad a la cartera. En el caso de los bonos, es importante una diversificación eficaz.

Responsabilidad

¿Cómo se consideran los diferentes aspectos de ESG en el fondo? ¿Qué tipo de criterios de exclusión existen? La clave es entender cómo se integran los factores de responsabilidad en el proceso de inversión y cómo se desarrolla el proceso.

El equipo

¿Quiénes son las personas que están detrás del fondo y qué tipo de experiencia tienen? Debido a la variedad de actores y estrategias en la clase de activos, la diligencia debida debe ser cuidadosa y sistemática. Un fondo de fondos ofrece acceso a amplios recursos profesionales y a fondos especializados.