El PSOE, Unidas Podemos y EH-Bildu han pactado este jueves una enmienda transaccional para vetar de los fondos europeos a las empresas eléctricas que hayan alterado los precios del mercado energético y encargar una auditoría para detallar los costes de generación de las distintas tecnologías en el sistema eléctrico.

Estas dos medidas serán dos de las propuestas que estas formaciones han acordado incluir en las conclusiones de la Comisión del Congreso para el estudio del precio de la luz y la mejora del sistema eléctrico, una comisión aún no aprobada por la Cámara.

Entre estas conclusiones, PSOE, Unidas Podemos y Bildu incluyen las medidas citadas, pero también reforzar la vigilancia y las obligaciones de transparencia de eléctricas que puedan estar ejerciendo poder de mercado para manipular su precio e impulsar cambios en las condiciones de gestión de las concesiones hidroeléctricas según vayan venciendo sus plazos.

Todo ello en una enmienda transaccional, a la que ha tenido acceso Europa Press, pactada por estas tres formaciones a partir de una moción consecuencia de la interpelación urgente a la vicepresidenta para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, impulsada por Bildu.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

La propuesta ha sido aprobada este jueves en el Pleno del Congreso con los votos de PSOE, Unidas Podemos, Esquerra Republicana, Junts, la CUP, Más País-Equo, Compromís, Nueva Canarias y el BNG. El PP, Vox, Ciudadanos, UPN, Foro Asturias y Coalición Canaria han votado en contra, mientras que el PNV, el PDeCAT y el PRC se han abstenido.

CONCLUSIONES DE UNA COMISIÓN AÚN NO CREADA

El texto aprobado por el Congreso reclama al Gobierno acometer las medidas legislativas necesarias para cumplir con las conclusiones de la Comisión no permanente del Congreso para el estudio del precio de la luz y la mejora del sistema eléctrico, una comisión no creada todavía, a la espera de que PSOE y Unidas Podemos, grupos impulsores de la misma el pasado septiembre, lleven esta propuesta a la Junta de Portavoces.

Los socios de Gobierno acabaron imponiendo su propuesta para la comisión en plena escalada del precio de la electricidad el pasado verano, cuando inicialmente varios grupos, entre ellos Más País y Compromís, habían promovido una comisión de investigación. Pese a ello, aún no se ha puesto en marcha.