El presidente ejecutivo de Orange, Stéphane Richard, ha asegurado que Orange se encuentra "trabajando activamente" para ser parte de la consolidación del mercado de las telecomunicaciones en España.

"Estamos en un nuevo ciclo de consolidación de mercado (...) Estamos muy preparados para ir a Bruselas con proyectos de consolidación", ha destacado el directivo, que considera que la recepción de los proyectos de la Comisión Europea estará abierta a la consolidación debido a los cambios en el mercado.

Richard ha subrayado que el objetivo de la firma es "ser parte" de estos proyectos, pero considera que "todo es posible" y que tampoco "sería" lo peor si una consolidación del mercado español se hace sin su participación --con una operación entre MásMóvil y Vodafone, por ejemplo--.

El directivo ha recordado que, pese a las señales que llegan de Bruselas de una visión más proclive a aceptar las concentraciones, las reglas siguen siendo las mismas y que, probablemente, las primeras compañías en llevar a cabo una operación de estas características se enfrentarán a año y medio de escrutinio en Bruselas.

Asimismo, ha calificado de "pura especulación" pensar que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) puede ser más proclive a autorizar una fusión que Bruselas y considera que para la aprobación será clave diseñar un buen proyecto y presentar unas buenas condiciones.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Además, Richard ha subrayado que cuando se reduce el número de compañías en el mercado todos se benefician, y ha recordado que después de las compras de Ono y Jazztel por Vodafone y la propia Orange, estas dos compañías y Telefónica tuvieron mejores retornos.

No obstante, el directivo no se ha atrevido a vaticinar que la consolidación traiga consigo una mejora de la política de precios, ya que actores importantes del sector del 'low cost' como Digi y Finetwork quedarían fuera del proceso.

Richard también ha reconocido que, de producirse la hipotética fusión entre Vodafone y MásMóvil, Orange afrontaría desafíos, sobre todo en su negocio mayorista, ya que la operadora dirigida por Meinrad Spenger es su principal cliente mayorista en redes móviles y fibra óptica.

Además del mercado de operadores, el máximo directivo de la firma, que será relevado por Christel Heydemann como consejera delegada y un presidente ejecutivo por elegir en abril, ha asegurado que la compañía también quiere jugar un papel en la consolidación europea de las torres de telecomunicaciones a través de Totem.

Esta filial, que aglutina las torres de Francia y España, recibirá activos de otras filiales del grupo en los próximos meses.