El presidente de Eroski, Agustín Markaide, afirma que Eroski cierra "una época" y empieza una nueva etapa para reforzar su actividad y en el que habrá "nuevos liderazgos", el de Rosa Carabel que asumirá la presidencia del grupo.

Estas reflexiones se recogen en la Memoria 2021 de Eroski, grupo que cerró el pasado año con un beneficio de 105 millones, tras las pérdidas de 77 millones de 2020 y que fue su mejor resultado en 14 años.

Markaide, que dejará su responsabilidad como presidente de Eroski por jubilación, ha indicado que 2021 ha sido, como 2020, un año en el que los planes no han sido "una guía de actuación útil" y cree que "todo lleva a pensar que 2022 mantendrá este perfil".

Según ha destacado, ha habido que dar respuesta a una "sucesión de cambios, en muchos casos inversos", y el resultado obtenido por Eroski ha sido "muy positivo tanto en los logros propios como en la aportación a la sociedad".

FINAL DE UNA ÉPOCA

Agustín Markaide ha asegurado que Eroski ha llegado "al final de una época y está iniciando otra". Según ha apuntado, la situación económica se ha consolidado "de forma continua" y el ejercicio 2021 muestra uno de los mejores resultados brutos de la última década.

Además, ha añadido que se inicia una nueva etapa "con nuevos liderazgos" y ha subrayado que Rosa Carabel, directora General de Eroski, es "a quien corresponderá la responsabilidad de liderar la nueva etapa con el propósito de reforzar los fundamentos y avanzar en los propósitos del proyecto".

"No me cabe duda de que, bajo su dirección, el alma de la organización seguirá trabajando al servicio de la misión

y la estrategia de este proyecto empresarial cooperativo que

busca mejorar la salud de los consumidores y la sostenibilidad

de nuestros actos y los de toda la cadena de valor".

Por otra parte, ha añadido que la situación financiera del grupo "ha evolucionado favorablemente" y el balance al cierre del ejercicio refleja una deuda bancaria inferior a los 1.000 millones de euros. "Emprendemos una nueva etapa con la mirada renovada y con más posibilidades de actuación. Una etapa en la que nos proponemos reforzar las bases de nuestra actividad y avanzar con firmeza en su desarrollo", ha apuntado.

Markaide ha subrayado que, para el negocio alimentario, 2021

ha caminado hacia una "normalidad que hoy se ansía y se ambiciona socialmente". Aunque todavía bajo los efectos de la pandemia, han mejorado sus ventas en algo más de un punto sobre 2019.

"Este curso, las empresas de distribución minorista de alimentación hemos devuelto a otros sectores parte de la cuota que habíamos tomado prestada en 2020 y, por tanto, hemos constatado una reducción del mercado. Aun así, hemos consolidado algunas prácticas y tendencias que veníamos observando, como el aumento del canal online o la apuesta por el producto local", ha agregado.

El presidente de Eroski ha aludido también a que hay un futuro próximo "incierto" y ha destacado que la tragedia del inicio de una guerra en Ucrania, en Europa, afectará directamente a millones de personas y habrá que prestar "la atención y apoyo social necesarios".

Además, ha advertido de que las tendencias inflacionistas, que ya existían con anterioridad al conflicto bélico, "se agudizan y afectarán a todos los integrantes de la cadena de valor alimentaria y, en última instancia, la población en general".

Según ha señalado, deben tratar de amortiguar los efectos

de la inflación sobre el consumidor mediante la mejora de

la eficiencia en los procesos internos, pero ha añadido que igualmente tienen "una responsabilidad para con los eslabones anteriores, las empresas y explotaciones, que están también sometidas a estas presiones inflacionistas y que deben poder trasladarlas a

los precios de venta para poder sostener su actividad".

"El nuevo equilibrio que alcancemos en la cadena de valor deberá

responder a todas las necesidades en juego, entre ellas las de

una ciudadanía que verá amenazada su capacidad adquisitiva

y reaccionará ante quienes no lo hagan bien", ha agregado.

Por otra parte, ha subrayado que el ritmo de expansión con nuevas tiendas comienza a ser "más activo", ya que han abierto o ampliado 15 tiendas propias mientras que las renovaciones han ascendido a 141 tiendas. Según ha indicado, todas ellas en la zona norte de España, que han definido como "prioritaria de actuación y que abarca una ancha franja que va desde Galicia hasta las Islas Baleares".

Además, ha agregado que hay que sumar las 65 nuevas franquicias entre las que "el formato de ultraproximidad, Rapid, ha experimentado un importante crecimiento"

Asimismo, ha indicado que la incorporación de EP Corporate Group como socio en Supratuc les permite reforzar el futuro del proyecto en Baleares y Cataluña y, en próximos meses, "esto tendrá reflejo en la

actuación comercial".

Por otra parte, tras subrayar su compromiso con la sostenibilidad, ha destacado también el "enorme compromiso" de los trabajadores de Eroski que han vivido "un tiempo difícil y exigente" y han respondido "con calidad y con calidez". Markaide ha subrayado que el proyecto cooperativo se ha fortalecido estos años, en el que han incorporado nuevos socios, que serán "2.000 en los próximos cinco años".