El cartel prefiere esperar a la próxima reunión de política de precios para asegurar su previsión de aumento de oferta mundial, a pesar de que en su informe mensual publicado hoy en Viena confirma que se agotó el exceso global de suministros.

Los datos dados a conocer hoy por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) certifica que siguen bajando las reservas de crudo en los países más desarrollados, aunque prevee que el aumento de bombeo de países como EEUU y China podría hacer que subiese la oferta de crudo proporcionalmente más que la demanadanda en los próximos meses.

Los recortes en la producción mundial pactados por Rusia, la OPEP y otros países externos desde enero de 2017 perseguían eliminar el exceso de oferta para reducir los inventarios en las naciones desarrolladas al promedio de cinco años y frenar la caída de precios. Ahora la situación ha cambiado y los precios del crudo, como señala en su informe la OPEP, están en sus valores más altos desde 2014. De la misma manera, el informe indica que las reservas en los países más ricos, y con más consumo se redujeron en abril hasta 2.811 millones de barriles, un 8 % menos que cuando se aprobó el acuerdo de recorte de producción.

En este marco, los datos publicados este martes muestran que en el cuarto mes del año los inventarios de esas naciones se redujeron a 26 millones de barriles, por debajo del promedio a cinco años, en comparación con los 340 millones que registraron en enero del año pasado. Tras el máximo tocado desde 2014 por los precios del barril LCOc1 en 80 dólares, Arabia Saudita y Rusia se están planteando subir la  producción del cartel y de los exportadores aliados. Habrá que esperar al 22 y 23 de junio en una nueva cita en Viena los productores fijen la política.

Más allá de las dudas, los cálculos de la OPEP rondan un consumo mundial  de 98,85 millones de barriles de crudo al día (mbd) de media, un 1,7 % más que el año pasadom con India (4,66 % más) y China (3,4 %) a la cabeza. En cuanto a la oferta el cartel estima que el bombeo de sus competidores, junto con otros crudos y gases no convencionales, sumarán 66,10 mbd un 3,09 % más que en 2017.

En referencia a su propia producción, el grupo con sede en Viena cree que podrá colocar en el mercado 32,7 millones de barriles cada día, un 1 % inferior a los niveles de 2017.

 

Evolución Petróleo