Iran asegura que no se superarán los 700 mil barriles tras la reunión de la OPEP para incrementar la producción de oferta de crudo mundial, a partir del 1 de julio.

 

Jaled-al-Faleh, Ministro de Energía saudí

Según informa Reuters, la OPEP se inclina por incrementar su producción de petróleo después de que líder del cartel, Arabia Saudita haya persuadido a Irán para que coopere, bajo la alerta de las grandes naciones consumidoras de crudo (EEUU y China) sobre una posible escasez de suministros. Según la agencia de noticias, Arabia Saudita y Rusia -que no pertenece a la OPEP- confirman que existe una propuesta con suficiente apoyo del bloque y sus aliados para elevar la producción en 1 millón de barriles por día (bpd), o cerca de 1 por ciento de los suministros mundiales. Previamente, una fuente de la OPEP aseguraba a Reuters que los ministros ya habían acordado en principio subir el bombeo en 1 millón de bpd durante su reunión en Viena, en una medida que entraría en vigencia el 1 de julio. Sin embargo, minutos después el ministro iraní desmentía la cifra y aseguraba que no se superarían los 700 mil barriles

Después de conocerse la noticia, los precios del crudo subían para descender después antes del cierre de los mercados europeos y recuperar los niveles anteriores a las filtraciones. El referencial Brent LCOc1 cerrraba finalmente este viernes en los 74,84 dólares.

Los archienemigos de la OPEP

Las posturas en el seno de la reunión Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados arrancaban este viernes desde puntos muy distantes. Si este jueves el precio del crudo caía con fuerza tras las declaraciones del ministro de Petróleo de Arabia Saudita, en las que daba por hecho un acuerdo para incrementar la producción en 1 millón de barriles al día, su homónimo iraní se mostraba totalmente contrario, amenazando con vetarla. Desde Link Securities recuerdan que a pesar de ello la propuesta puede salir adelante. "De hecho - afirma el analista Juan J. Fdez-Figares- el precio del crudo se recuperaba esta madrugada en las bolsas asiáticas, al descontar los inversores que, de lograrse un acuerdo para incrementar la producción".

El líder de facto del grupo, Arabia Saudita, junto con Rusia (que no pertenece al cartel) apuesta por un levantamiento gradual de los recortes implementados desde comienzos de 2017 para apuntalar los precios. El crudo, que superó en mayo los 80 dólares por barril de Brent, desde los 27 dólares que marcaba en abril de 2016, ha moderado su precio durante las últimas semanas hasta los 75 dólares. El recrudecimiento de la guerra arancelaria entre EEUU y China y la amenaza de veto de Venezuela, Iran, Irak y Argelia a las intenciones de Moscú y Riad, pronostican una dura negociación caldeada por las filtraciones de los últimos días. Este martes el ministro de petróleo de Iran confirmó que su país se opondrá a cualquier intento de aumentar la oferta mundial, lo que según el análisis de Link Securities se ha reflejado en los últimos precios del oro negro y favorece al comportamiento bursátil de las petroleras y las compañías que les prestan servicios.

 

 

Se admiten apuestas ¿Cuántos barriles de crudo acordará la OPEP?

El pasado lunes las declaraciones ponían cifra a las pretensiones de la OPEP y sus aliados. Según el ministro de Hidrocarburos de Ecuador, Rusia y Arabia Sudita  querían proponer un aumento de 1,5 millones de barriles de petróleo por día (bdp), para compensar las caídas en Venezuela y las posibles reducciones en Iran que se enfrenta a sanciones estadounidenses relacionadas con su actividad nuclear. Sin embargo muchos son los que pronostican a que el escenario más factible es el de un aumento en la producción más modesto, de entre 300.000 y 600.000 bdp y, probablemente sólo durante el tercer trimestre de 2018. Desde Alphavalue se apuesta porque de la reunión de esta semana saldrá finalmente un incremento de bombeo de 0,5 Md/d y sus analistas recuerdan que desde Rusia se afirma tener planes de hacer una propuesta seria para que se discuta un aumento en cerca de 1,5M b/d.

El pasado martes, Reuters aseguraba que tres fuentes de la OPEP confirmaron que un panel técnico (la comisión económica de la organización) se reunió el lunes para revisar el panorama de mercado y presentarlo a los ministros del petróleo durante la semana. Según las mismas fuentes, los miembros de este panel afirmaron que la demanda mundial de petróleo se va a mantener fuerte  en la segunda mitad de 2018 sugiriendo que el mercado podría absorber la producción adicional del grupo.

 

La ley del más fuerte entre China y EEUU también presiona el precio del petróleo

Si alguien quería que se abriese el grifo de petróleo, y así se lo hizo saber a la OPEP, eran China y EEUU. Los grandes consumidores mundiales de crudo pretenden enfriar los precios y apoyar la economía global. Sin embargo, no ha habido que esperar a la decisión del cartel para ver el efecto de las decisiones de Pekin y Washington en el mercado. La debilidad del petróleo y de las petroleras llegaba a comienzos de semana después de la abrupta caída del 3% del pasado viernes, tras  la escalada de tensión comercial entre ambos gigantes y la apreciación del dólar.

Las amenazas recíprocas entre China y EEUU de aplicar aranceles punitivos a sus exportaciones, que podrían incluir suministros de petróleo han dejado fuertes caídas en algunos mercados globales durante los últimos días. Los anuncios llevaron a las acciones chinas a caer a su nivel más bajo en casi un año, presionando a los mercados europeos y a productos industriales como el cobre y el níquel. Según Reuters, los operadores están observando de cerca la amenaza de que China reaccione a los aranceles estadounidenses con  la imposición de una tasa del 25% a las importaciones de petróleo de EEUU, que han estado aumentando desde 2017 a un valor de casi 1000 millones de dólares por mes.

Así que, mientras las filtraciones aseguran a que la OPEP apuesta por una fuerte demanda para los próximos meses, no se descarta que podría revisarse a la baja previendo su vulnerabilidad ante los efectos negativos de las guerras comerciales.  Según la consultora de energía Wood Mackenzie, EEUU va a encontrar difícil hallar un mercado alternativo tan grande como China, ya que el país asiático compra alrededor del 20% de todas las exportacionesde oro negroestadounidense.

Aumenta la producción de crudo… ¿Y?

Para Goldman Sachs, a pesar de que la OPEP y sus aliados decidiesen esta semana aumentar el bombeo de crudo al mundo afectando a los precios en el corto plazo, continúa viendo riesgos alcistas en su previsión.  La entidad, que actualizaba sus cálculos el pasado lunes, aseguraba que la evaluación de suministro y demanda de petróleo mundial continúa apuntando a más declives en los inventarios y precios más altos en el segundo semestre de 2018. En su informe reiteró su estimación de que el barril de Brent alcanzará como máximo los 82, 50$ en el verano y los 75$ a final de año, y plantea un escenario en el que el cartel determina un aumento de 1 millón de dpd en su producción conjunta, a concretar a final de año, y un alza adicional de 500.000 bpd para el primer semestre de 2019.  

Días antes, la agencia de calificación Fitch también actualizaba sus previsiones y aseguraba que la mayoría de economías y empresas petroleras se habían acostumbrado a los precios bajos (en torno a los 60 dólares por barril) y cree que las decisiones de la OPEP poco tendrán que hacer a largo plazo cuando la demanda decrezca el ritmo por el incremento de los coches eléctricos. A pesar de ello, la crediticia aumenta hasta los 70 dólares (frente a los 57 anteriores) su estimación de precio medio para el barril de Brent hasta 2019, cuando se abaratará hasta los 65 dólares y, sólo a partir de 2020 se estabilizará en torno a los 57,5.