El Índice Nacional de Precios al Consumidor de Brasil registró en enero un avance del 0,54%, la mayor variación para este mes desde 2016 y más del doble del dato registrado en el mismo mes de 2021, según publica este miércoles el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

Con el nuevo dato, la inflación de la mayor economía de Latinoamérica continúa expandiéndose y se sitúa en un nivel interanual del 10,38%, superior al 10,06% observado en los 12 meses inmediatamente anteriores. No obstante, la subida mensual de enero es 0,2 puntos inferior a la registrada en diciembre de 2021.

En su última reunión de política monetaria, el Comité de Política Monetaria del Banco Central de Brasil advirtió de que la inflación se podría mantener por encima del rango objetivo del 3,5% durante este año --con un punto y medio de tolerancia al alza y a la baja-- y llegar a un nivel del 5,4%.

En este escenario, el banco central asume una trayectoria de tipos de interés que llegaría hasta un 12% en la primera mitad de 2022, terminaría el año en el 11,75% y se reduciría a un 8% en 2023.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

El nuevo alza en los precios durante enero se explica porque ocho de los nuevos grupos de bienes y servicios analizados presentaron subidas de precios. En términos intermensuales, la mayor variación se produjo en artículo del hogar (1,82%), que se aceleró con respecto a diciembre (1,37%). A este grupo le siguieron alimentos y bebidas (1,11%), que a su vez tuvo la mayor incidencia en el índice durante el mes, con 0,23 puntos; vestuario (1,07%) y comunicación (1,05%).

De su lado, la variación al alza en la vivienda (0,16%) fue menor que la registrada un mes antes (0,74%). La única división que presentó una variación a la baja fue transporte (-0,11%), que en diciembre se había impulsado un 0,58%. El resto de grupos se ubicó entre el 0,25% de educación y el 0,78% de gastos personales.

El incremento de 1,82% registrado en los artículos del hogar estuvo influido principalmente por la aceleración de precios de electrodomésticos y equipamiento para el hogar (2,86%), muebles (2,41%) y Televisión, sonido y computación (1,38%).

En Alimentos y bebidas (1,11%), el encarecimiento de los precios se produjo por la inflación en las frutas (3,4%) y en la carne (1,32%), que a su vez registraron variaciones menos intensas que el mes anterior (8,60% y 1,38%, respectivamente).

Además, los precios del café molido (4,75%) subieron por undécimo mes consecutivo, acumulando un máximo de 56,87% en los últimos 12 meses. El IBGE también destaca los incrementos en los precios de las zanahorias (27,64%), cebollas (12,43%), patatas (9,65%) y tomates (6,21%). En contra, hubo caídas en los precios del arroz (-2,66%), pollo entero (-0,85%) y trozos de pollo (-0,71%).