La búsqueda de restaurantes de cocina saludable se ha disparado un 20% en España desde el inicio de la pandemia, debido a a la preocupación por la salud generada por el coronavirus, según se desprende de la encuesta realizada por TheFork, sobre los hábitos saludables de los españoles.

En concreto, el informa confirma que los españoles cada vez más cuidan su estilo de vida y apuestan por un consumo sostenible, ya que el 75% reconoce que aún queda camino por recorrer y, pese a que ya han adoptado buenas prácticas, todavía pueden hacer más.

Entre los hábitos saludables que más están llevando a cabo los comensales destaca la reducción del consumo de alimentos procesados y azúcares (18,8%), la práctica deporte y estilo de vida activo (18,3%) y el cuidado de la dieta, apostando por alimentos saludables (11,5%).

De esta forma, el 39,5% de los comensales reserva entre una y tres veces al mes en algún restaurante que ofrece opciones 'healthy', y el 35,1% lo hace, al menos, una vez al mes.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Para estas ocasiones, más de la mitad (58,9%) asegura que no tiene problemas para encontrar lo que buscan y encuentran alternativas sanas entre la oferta gastronómica nacional. Y es que, cada vez más personas prefieren llevar una alimentación equilibrada, e incluso, un 55,4% está dispuesto a pagar más por alimentos o platos saludables, siendo actualmente el ticket medio más consumido de 25 euros por persona.

Respecto a los platos 'healthy' más demandados por los españoles destaca el poke, que se ha convertido en el más buscado en los últimos dos años, cuya búsqueda ha crecido un 42% desde 2020. Al poke le sigue el ceviche, que ha subido dos posiciones en 2021 y su búsqueda se ha elevado un 71% en los últimos dos años.

La encuesta refleja la apuesta de los españoles por las prácticas sostenibles en su día a día. Así, el reciclaje es la práctica más extendida por los encuestados (18,8%), seguido de la reducción del desperdicio de alimentos (17,7%) y el uso de medios de transporte no contaminantes (6,5%).

La preocupación por el futuro y evolución en las formas de consumo también se extiende a hostelería y muchos restaurantes optan por una comida más saludable en donde se modifica la forma de cocinar, reduciendo los ingredientes, usándolos de manera diferente o utilizando otros diferentes, o disminuyendo el uso de carne, utilizando las nuevas tecnologías para buscar alternativas menos contaminantes para el medio ambiente.