El economista jefe de UBS Investment Bank no es tan optimista con respecto a la economía americana y Europea como  las encuestas que se publican en los últimos meses. En un encuentro con inversores en Madrid esta misma semana lo dejaba claro: “todavía no ha ocurrido nada destacable con los datos económicos en Estados Unidos y Europa”.

El experto se refiere al optimismo que se desprende de muchas de las encuestas que se publican prácticamente todas las semanas: PMI, confianza del consumidor.. a uno y al otro lado del Atlántico.

En opinión de Kapteyn, en estos momentos se ha producido el mayor diferencial de los últimos 30 años entre el crecimiento potencial de Estados Unidos y lo que muestran las encuestas. Si atendiéramos a lo que descuentan estos estudios nos encontraríamos con un PIB de Estados Unidos de alrededor de un 4%, cuando se cree que en estas circunstancias la economía del país solo puede crecer alrededor del 2% (algo menos).

PIB real y encuestas

Si nos fijamos en la confianza de las empresas también está en niveles de más de 10 años, a pesar de la falta de concrección de las políticas del gobierno americano. Cuando pasamos al lado del consumidor, este gráfico que ha preparado el experto de UBS muestra que la mayor tasa de confianza está instalada entre los votantes de Trump, los que tienen estudios básicos y no universitarios.

Optimsimo y educación

En Europa la situación no es tan exagerada como en Estados Unidos, pero las encuestas también muestran una mayor esperanza de crecimiento es superior al PIB potencial.

Eruozona

Explica el experto que una parte del entusiasmo que se muestra con respecto a la economía procede de la esperanza que provocan la mejora de los datos de inflación. Y eso que, en su opinión, el incremento de los precios se ha producido única y exclusivamente gracias al aumento de los niveles de cotización del petróleo.

Sin embargo, considera Kapteyn que donde si se está produciendo una mejora de la economía es en Japón y que en este caso está pasando desapercibida.  “Los empleados a tiempo completo están aumentando y por primera vez en 20 años ya son más que los que trabajan a tiempo parcial. Esto hace que se esté gastando más dinero en el país”, asegura.

Japón

Emergentes

De acuerdo al economista jefe de UBS Bank, si la situación de la  economía de Estados Unidos y Europa hubiera mejorado tanto, estaríamos asistiendo a un incremento de las importaciones, y eso es algo que no se observa. “Donde esta ocurriendo esto es en Asia, sobre todo en China que acumula un 60% de todo el aumento de las importaciones a nivel global”, afirma. El experto insiste en que “han comenzado a construir más. No es obvio que esta tendencia sea sostenible”.

Crédito

Tampoco es observable una mejora del crédito ni en Estados Unidos ni en Europa. Y en Estados Unidos no ocurrirá hasta que las empresas no conozcan los detalles de los planes que implantará el gobierno de Donald Trump.  En su opinión, ni tan siquiera la repatriación de los beneficios del exterior que se espera va a generar un gran impulso en la economía. Explica que la “ultima vez que se trajo dinero de esta forma, en 2004, 94 centavos de cada dólar se usó para hacer recompras de acciones”.

Mejora la demanda de crédito

No todo es negativo

Con todo, el experto no descarta que las encuestas tengan razón. “Si la gente cree que las cosas van a ir mejor, invertirá más pero para que esto ocurra –apunta-, los bancos tienen que querer prestar dinero.  La situación ha mejorado porque las empresas han robustecido sus balances hasta niveles de finales de los 90”.

En su opinión, “lo que realmente se necesita es que la inversión se active”, afirma el experto.