Intel, el gigante estadounidense de los microprocesadores, ha llegado a un acuerdo definitivo para la adquisición del fabricante israelí de chips analógicos y circuitos integrados Tower Semiconductor por 5.400 millones de dólares (4.769 millones de euros), según ha anunciado la multinacional, que espera cerrar la transacción en el curso de los próximos doce meses.

La operación, aprobada por unanimidad por los consejos de administración de ambas empresas, contempla el pago de 53 dólares en efectivo por cada título de Tower Semiconductor, lo que supone una prima del 60% respecto del precio de las acciones de la empresa en la sesión de ayer.

Intel Foundry Services (IFS) y Tower Semiconductor funcionarán de forma independiente hasta el cierre de la operación, cuando Intel pretende que las dos organizaciones se conviertan en un negocio de fundición totalmente integrado.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

La compañía de Santa Clara tiene la intención de financiar la adquisición con efectivo de su balance y confía en que la transacción aumente inmediatamente el beneficio por acción.

"La cartera de tecnología especializada de Tower, el alcance geográfico, las relaciones profundas con los clientes y las operaciones de servicios prioritarios ayudarán a escalar los servicios de fundición de Intel y avanzar en nuestro objetivo de convertirnos en un proveedor importante con capacidad de fundición a nivel mundial", dijo Pat Gelsinger, consejero delegado de Intel.

"Este acuerdo permitirá a Intel ofrecer una variedad convincente de nodos de vanguardia y tecnologías especializadas diferenciadas en nodos maduros, desbloqueando nuevas oportunidades para clientes actuales y futuros en una era de demanda sin precedentes de semiconductores", añadió.