La Fundación de las Cajas de Ahorro (Funcas) considera que aún es pronto para saber cuál es el impacto de la reforma laboral en la contratación, teniendo en cuenta el periodo transitorio previsto en la nueva normativa.

Según apunta la Fundación y en base a los datos publicados este miércoles sobre la afiliación a la Seguridad Social, en términos desestacionalizados, los contratos indefinidos aumentaron un 8% y los temporales bajaron un 9% durante el mes de enero.

En cuanto al número de afiliados a la Seguridad Social, se redujo en algo más de 197.000 en enero, un mes estacionalmente muy negativo para el empleo. Sin embargo, en cifras desestacionalizadas por Funcas, la afiliación aumentó en 70.000, el dato más elevado para ese mes de la serie histórica que arranca en 2002 --aunque inferior a los fuertes ascensos mensuales registrados entre junio y noviembre del año pasado--.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Según estimaciones de Funcas, el empleo privado no agrícola aportó la mitad del incremento total de enero y supera el nivel prepandemia desde noviembre. No obstante, en términos efectivos, es decir, descontando los trabajadores en ERTE, aún faltan unos 20.000 para recuperar ese nivel.

El número de empleados en situación de ERTE apenas descendió en 2.700 en el mes, hasta 117.070, y el número de autónomos con prestación se mantiene en cifras incluso algo superiores a las de los meses anteriores.

De su lado, el paro registrado aumentó en 17.173 personas, un incremento muy reducido para un mes de enero. En términos desestacionalizados equivale a un descenso de unos 70.000. "Como ocurre con la afiliación, es una cifra muy relevante en comparación histórica, aunque sensiblemente inferior a las registradas entre junio y noviembre del año pasado", ha señalado.