La Sala de lo Social del Tribunal Supremo ha ratificado la sentencia de la Audiencia Nacional al estimar la demanda presentada en su día por UGT FICA contra el acuerdo sobre el expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) de 2020 para 737 trabajadores adoptado por Construcciones de las Conducciones del Sur (Cotronic) y CC.OO. de Industria por entender acreditada la mala fe negociadora de la empresa.

La compañía, especializada en servicios de despliegue y mantenimiento de fibra óptica, deberá restituir a los trabajadores la parte no abonada de sus salarios, así como devolver las cuotas a la Seguridad Social.

Asimismo, la firma también ha sido condenada a pagar una multa de 4.000 euros por vulnerar el derecho fundamental de libertad sindical y de negociación colectiva de UGT FICA, según ha indicado el sindicato en un comunicado.

El acuerdo alcanzado entre CC.OO. y Cotronic en abril de 2020 se hizo sin mejoras sustanciales por encima de las estipuladas en la ley y tras concluir sin acuerdo el periodo de negociaciones, ha subrayado UGT FICA.