Los metales industriales ven una quinta semana consecutiva de entradas. Los inversores de valor parecen ver atractivo en los metales industriales. Estas entradas suman un total del 85.000 millones de dólares en las últimas semanas. 
Los inversores son cada vez más optimistas sobre las perspectivas de la economía china tras la última reducción de tipos de interés con el fin de apoyar la actividad. ETFs Copper (COPA) ha sido el principal beneficiario, recibiendo alrededor de un tercio del total de entradas en el último mes, por un total de 28.000 millones de dólares.

Las importaciones chinas de cobre en bruto aumentaron en más del 45% en marzo desde febrero, en una indicación del mercado subyacente apriete. Mientras cae alrededor del 2% sobre el año pasado, el segundo trimestre es fuerte desde una perspectiva temporal y las importaciones podrían seguir fortaleciéndose.

El precio de la plata cae de nuevo a un nivel atractivo, lo que provocó que el oro tuviera más salidas. ETFS Physical Silver (PhaG) experimentó las segundas entradas semanales consecutivas, por un total de 13.000 millones de dólares en el período.

Las entradas son los mayores flujos de cada dos semanas en dos meses. Se ha producido debido a que la plata cayó a su nivel más bajo en tres semanas. No obstante, los inversores parecen estar viendo en la plata una fuerte perspectiva de valor relativo y si las expectativas de inflación en la zona euro continúan moviéndose hacia abajo esta semana, el oro y la plata podrían ser los principales beneficiarios.

Las posiciones largas en el WTI han visto las salidas más grandes desde 2010, acorde a los inventarios semanales de Estados Unidos. Un fuerte repunte en el crudo precedió al anuncio de subidas de precios desde Arabia Saudí a sus clientes asiáticos.

Los inversores aprovecharon la oportunidad para tomar ganancias. Por el contrario, las posiciones largas netas en los futuros del WTI lograron el nivel más alto desde agosto de 2014.

Los eventos claves a observar esta semana son que los inversores en materias primas estarán observando muy de cerca la publicación del PIB de China para determinar si la desaceleración es más pronunciada de lo esperado.