Los precios del crudo saltaron durante la semana pasada después de haber caído a mínimos multi-anuales por debajo de los $28/bbl en enero de 2016. La oferta excesiva de crudo, que se acentuará con la llegada de Irán al mercado durante los próximos meses, no es algo nuevo y es el principal responsable por el cual el precio acumula un declive del 9.1% en lo que va del año.
 
Los inversores que ven al crudo extender su caída, entienden que las reducciones del gasto operativo y el aumento de la demanda serán insuficientes para disminuir la acumulación de inventarios; en los ETPs cortos sobre crudo, han colocado $24.9 millones. En el medio, otros inversores no han cesado con su búsqueda de gangas en el mercado del crudo. El optimismo de este segundo grupo se debe a que entienden la oferta excesiva ya fue “puesta en la torta”; la semana pasada colocaron un total de $81.5 millones en los ETPs largos sobre crudo, lo que representa la séptima semana consecutiva de entradas netas.
 
En contraste, el posicionamiento en los futuros refleja unas perspectivas un poco más optimistas, con el posicionamiento neto largo sobre WTI creciendo a su mayor nivel en diez semanas. El fuerte rebote del precio de la semana pasada se debió a los rumores de Rusia podría acompañar a la OPEC en la reducción de la oferta, lo que ayudaría a equilibrar mejor al mercado. Las colocaciones de capital de varios meses en el oro muestran que los inversores lo continúan viendo como un activo defensivo.
 
El oro continúa siendo el activo favorito de los inversores en tiempos de incertidumbres respecto al crecimiento de la economía global y los activos cíclicos. Las propiedades defensivas del oro como activo –que históricamente se aprecia durante períodos bajistas de la renta variable- siguen colmando las expectativas que los inversores tienen sobre él.
 
Las entradas de capital en los ETPs sobre oro físico totalizaron la semana pasada los $35.6 millones, siendo la cuarta semana consecutiva de entradas y con su precio subiendo un 1.6%. El oro sigue siendo el activo que se destaca dentro de su sector, habiendo captado en lo que va del año un total de $150 millones; contrasta con las colocaciones modestas registradas en la plata y el platino (por un total de $4.8 millones).

top entradas y salidas

 
El algodón registra las mayores salidas de capital de los ETPs sobre agricultura en seis meses. La vasta mayoría de la salidas de capital ($19.3 millones) de los productos agrícolas, que totalizaron los $21.5 millones, correspondieron a los ETPs sobre algodón. Los inversores parecen estar ajustando su exposición previo a la publicación del informe de la plantación estadounidense de la próxima semana por el National Cotton Council y a las proyecciones del USDA a fines de febrero. El cobre registra las mayores entradas de capital en ocho semanas.
 
El pánico de los inversores parece estar cediendo, habiendo colocado la semana pasada un total de $4.0 millones en los ETPs largos sobre cobre. A excepción del níquel, todos los metales industriales se han recuperado, con el zinc apreciándose la semana pasada un 5% (el mejor desempeño) y el cobre un 2.4%. Asimismo los capitales posicionados cortos sobre cobre se esfumaron la semana pasada ante la proyección de un déficit de oferta del 0.5% para este año por el International Copper Study Group; sería además el sexto año consecutivo de déficit de oferta para el metal rojo. Los eventos clave de la semana. Tras el comunicado laxo de la Fed de la semana pasada, los inversores se concentran en esta en los resultados del mercado laboral de EE.UU para ver cuán realista es el escenario de una subida de tipos de interés en marzo. Asimismo tendremos la reunión de política monetaria del Banco de Inglaterra, la cual será interesante para ver cómo los bancos centrales ven al impacto de la caída del crudo -y su actual rebote- sobre las expectativas inflacionarias.

Pinchar en el PDF para leer el informe completo