El consejo de administración de Banco Sabadell percibió una retribución ordinaria total de 7,179 millones de euros en 2021, frente a de 7,644 millones de 2020, un 6,1% menos en términos comparables, según consta en el informe de remuneraciones que la entidad ha remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La cifra de 2021 no incluye conceptos extraordinarios, caso de la consolidación de derechos por pensiones, de los que 32,134 millones son aportaciones a los sistemas de pensiones realizadas con anterioridad a 2021.

Tampoco incluye los 5,2 millones abonados en concepto de indemnización por cese de consejeros. En caso de incluir estos dos conceptos (37,425 millones) la retribución del pasado ejercicio ascendería a 44,604 millones de euros.

Estos conceptos extraordinarios han servido para abonar la jubilación del ex consejero delegado de la entidad, Jaime Guardiola, que dejó el banco en abril de 2021, así como las indemnizaciones de los ex consejeros ejecutivos, José Luis Negro y María José García Beato --si bien García Beato ha continuado como consejera no ejecutiva--.

Además, la retribución que el consejo de administración percibió en 2020 incluye la retribución variable de 865.000 euros a la que finalmente renunció la cúpula de Sabadell. En caso de no contabilizarse esta retribución, la remuneración del consejo de Sabadell en 2020 sería de 6,779 millones de euros.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

En cuanto a la remuneración de la alta dirección y de la auditora interna, la retribución ordinaria fue de 6,418 millones de euros, por lo que aumentó un 1,8% en términos comparables, frente a 6,3 millones de euros que le fue asignado, incluyendo la retribución variable a la que los directivos también renunciaron.

Si se incluye las indemnizaciones de 5,340 millones al ex director financiero de la entidad, Tomás Valera, y Rafael García Nauffal, la retribución total de alta dirección de Sabadell en 2021 asciende a 11,7 millones de euros.

Por su parte, el presidente no ejecutivo de Sabadell, Josep Oliu percibió una remuneración en metálico de alrededor de 1,798 millones de euros. De esta cantidad, 1,259 millones corresponden a sueldo por desempeñar su cargo de presidente no ejecutivo, 451.948 euros por haber sido presidente ejecutivo hasta finales de marzo, y otros 75.000 euros por ser consejero de la entidad.

Además, cuenta con una remuneración por sistemas de ahorro consolidados de 7,489 millones de euros.

Por su parte, el consejero delegado, César González-Bueno, percibió una retribución de 2,1 millones de euros. De esta cifra, 1,597 millones de euros corresponden a su desempeño desde que asumió el cargo de CEO de Sabadell -marzo de 2021- mientras que 558.000 euros corresponden al variable por cumplimiento de objetivos.

Por último, la remuneración media de la plantilla en 2021 fue de 59.000 euros, un 9,26% más que en 2020, cuando los empleados percibieron una retribución media de 54.000 euros.