Hoy hemos tenido un evento que es muy significativo y que muchos deberían no perder de vista.

Recordemos que las posibles subidas de tipos en esta augurado tanto en EEUU como en Inglaterra, dos países que han salido bien de la recesión, relativamente, y que los dos utilizaron los programas cuantitativos para recuperar su economía.
Pues bien, mientras ellos van a tener un crecimiento superior al del resto de países, reconocido por casi todos los organismos oficiales, hoy el Banco de Inglaterra ha recortado sus previsiones de crecimiento y de inflación, algo que automáticamente ha retrasado la subida de tipos hasta la segunda mitad del año que viene. No debemos perder de vista que se dijo hace bien poco que se había un incremento de los salarios con los sindicatos a principios de año, sería la señal clara e inequívoca de que había que subir los tipos de interés en primavera.

Evidentemente, el daño económico que ha sufrido Europa con la crisis de Ucrania no va a desaparecer de la noche a la mañana si no desaparecen las sanciones, por lo que el parón tanto de Asia como de Europa tarde o temprano acabará llegando a Inglaterra y Estados Unidos, por mucho que se empeñen en decir lo contrario. Es más, el aumento del precio del dólar daña a las exportaciones, pero intentará favorecer el consumo interno aumentando su poder adquisitivo, así que ya veremos qué factor es el que gana.

Ahora, el Banco de Inglaterra espera que el IPC anual se acerque al 2% a finales de 2017, algo que en el mercado de tipos de interés a corto plazo ya está descontando, por lo que más o menos es lo que espera el mercado. En setiembre la inflación interanual fue del 1,2% y se prevé que baje hasta cerca del 1% el trimestre que viene, algo que está por debajo de sus previsiones de finales del verano y esperan que probablemente haya por debajo del 1% en un periodo de seis meses.

Con respecto al crecimiento, este año espera que haya una expansión del 3,5% pero que irá descendiendo tanto en 2015 como en 2016 hasta el 2,9% y 2,6% respectivamente desde las anteriores proyecciones del 3,1% y del 2,8% también respectivamente.

Con respecto al desempleo espera que en dos años descienda al 5,3% desde la anterior previsión del 5,4 por ciento. Los salarios mantendrán su crecimiento en el 1,25% para pasar en el 2015 aún más, +3,25%, pero en 2016 se revisa a la baja hasta el 3,75% desde la estimación anterior de agosto del 4%. O sea que es cierto, la leyenda urbana que dice que hay zonas del planeta en donde los salarios aumentan con el tiempo es cierta…