El 92% de las grandes empresas españolas reparte sus datos en al menos 20 ubicaciones como parte de su estrategia de descentralización de datos, según un informe de la empresa de centros de datos Digital Realty, que opera en España con la marca Interxion.

El estudio, publicado este martes, constata que cuanto mayor es la empresa, mayor es la dispersión de datos y, de hecho, un 48% de las grandes empresas españolas llegan a tener más de 50 ubicaciones para estos.

A la hora de planear ubicaciones, el factor más importante es la conectividad con el resto del ecosistema, lo que explica el auge de los centros de datos.

En cuanto a la inversión tecnológica, los empresas españolas apuestan que las partidas que más crecerán son la analítica de datos, la experiencia de cliente y el desarrollo de infraestructura de datos. Por su parte, los responsables de tecnología de información creen que las empresas priorizarán al cliente frente a la perspectiva tecnológica.

El informe 'Digital Realty's Global Data Insights' también constata que a nivel mundial el 53% de los responsables de tecnología entrevistas consideran que la falta de inversión en sistemas de datos e infraestructuras es una importante barrera de cara a extraer información valiosa de los datos en su organización.

En cuanto a España, además de la falta de inversión en sistemas, el estudio muestra que la regulación de la privacidad de datos y la reticencia de los clientes a compartir sus datos son frenos adicionales para aplicar una estrategia de datos.

El último extremo es particularmente destacado por Interxion, ya que el 722% de los responsables de TI sostienen que la utilidad de los datos depende de que estos se agreguen y controlen de manera eficiente.

El director general de Interxion España, Robert Assink, ha destacado que el estudio refleja la importancia de disponer de infraestructuras tecnológicas basadas en datos que estén preparadas para "realizar la agregación y el intercambio de datos de formas más eficientes".