Estoy casi convencido de que habrá unanimidad a la hora de concretar estos retos. Por ejemplo, retos internos como la desaceleración de la economía china. Y retos externos, como la forma en que la Fed procederá para normalizar la política monetaria. Naturalmente, ahora tampoco me puedo olvidar de un nuevo reto: el desplome de los precios de commodities. ¿Qué cómo se van a enfrentar estas economías a estos retos? Como lo han hecho hasta ahora. Poco a poco, con una combinación de ajustes internos, política económica (y cambiaria…aunque el tipo de cambio lo fija el mercado) y suerte. Sí, la suerte también cuenta. Aunque parte de esta suerte dependa de las decisiones de la Fed y del ECB.

 

Les entiendo: creen que dos de esos dos retos están relacionados. ¿No es la desaceleración china un detonante de la caída de los precios de las commodities? Sí, pero en mi opinión el descenso del precio del crudo (y agrícola, también de los metales industriales) tiene más que ver con una sobreproducción que con una menor demanda a lo esperado. Y de esta forma también es previsible que parte de la caída de los precios se revierta a medio plazo,  incluso veamos el inicio ya en 2015.

 

 

 

Pero la desaceleración de la demanda final china puede ser algo más estructural, al menos derivada de un cambio de modelo en el crecimiento  (consumo por inversión) o más prolongada en el tiempo de lo deseable. En este último punto me refiero al ajuste de la deuda privada y pública a nivel local. No, no es fácil llevar a cabo un ajuste de este tipo a corto plazo (piensen por ejemplo en nuestra propia experiencia, lejos de haber finalizado tras seis años de Crisis). Con todo, las autoridades chinas tienen margen de maniobra para propiciar que la desaceleración en el ritmo de crecimiento sea gradual. Nosotros no esperamos que el ritmo de crecimiento baje más allá del 6.5 % en los próximos dos años. Pero es cierto que la sensibilidad de las importaciones puede ser ahora además más moderado que en el pasado reciente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Y el riesgo de un aumento de la inestabilidad de los mercados? Por el momento, con la experiencia reciente (desde 2013) los conatos de inestabilidad han sido iniciados por los bancos centrales. ¿Puede esto cambiar en un futuro próximo? Al final, los flujos financieros a este tipo de mercados tienen un importante carácter cíclico. Pero, también es cierto, ahora el momento del ciclo a nivel mundial es mucho más complicado de detectar. Lo que nos lleva de nuevo a los bancos centrales. Y entre ellos, sin lugar a dudas, está la Fed. ¿Cambiará la Fed su sesgo en los próximos meses? es muy probable; ¿lo acomodará a la situación de los mercados financieros internacionales? Lo tengo cada vez más claro. Y eso que también considero que el inicio de la normalización monetaria es imprescindible en USA, de forma que se limiten los riesgos a medio plazo de mantener unas condiciones demasiado laxas que impulsen a asumir riesgos excesivos a precios insostenibles. Por tanto, la Fed actuará en el futuro próximo con una mirada en la situación interna y otra en los mercados. Buscar un acomodo entre estas dos premisas no es nada fácil. Y esto ofrece margen para que los mercados emergentes sigan siendo priorizados en valor, por encima del potencial mayor riesgo que suponen. Pero, ¿cómo valorar el riesgo para un inversor en un escenario como el actual? no, no es nada fácil.

 

 

¿Y el riesgo de deflación? Sinceramente, tienen herramientas con que combatirlo. El mejor ejemplo lo hemos visto (y lo veremos) en China.

 

Los datos en el fichero adjunto…

 

José Luis Martínez Campuzano

Estratega de Citi en España