La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha denunciado la congelación salarial en Renfe y ha reclamado a la compañía una subida salarial, en línea con el incremento del coste de la vida y ante la pérdida de poder adquisitivo que está ocasionando la alta inflación.

Desde el sindicato piden a la empresa pública que se siente a negociar una mejora de las condiciones laborales de sus plantillas, recordando que en el primer trimestre de 2022 la compañía incrementó en casi un 40% sus ingresos, hasta los 917 millones de euros.

"La compañía ferroviaria se está recuperando de las pérdidas sufridas durante la pandemia y su cifra de viajeros se ha incrementado casi un 50% durante el primer trimestre del año", ha señalado CISF en un comunicado.

El sindicato ha añadido que los salarios de los directivos de Renfe "son los más altos de todos los entes públicos del país", lamentando que la compañía no haya hecho efectiva la subida salarial fijada para los empleados públicos para 2022, mientras que en 2020 solo lo hizo de una manera parcial.

"Los responsables de la empresa no tienen más excusas para no aplicar los incrementos salariales pendientes, porque sus plantillas no pueden seguir arrastrando esta pérdida de su poder adquisitivo, agravada por la fuerte subida de la inflación. Exigimos, además, que traslade la subida de precios a los salarios", ha concluido.