Covestro, antigua filial de polímeros de Bayer, se anotó un beneficio neto atribuido de 416 millones de euros en el conjunto del primer trimestre de 2022, lo que equivale a un incremento del 5,9% en comparación con el mismo periodo de 2021, según ha informado este martes la compañía alemana.

"Hemos tenido un inicio del año fiscal exitoso. Sin embargo, reconocemos que hay cada vez más incertidumbres económicas y políticas, especialmente a la luz de la guerra de Ucrania. Dada la situación actual, está más claro que nunca que tenemos que reducir nuestra dependencia a largo plazo de la materia prima de origen fósil", ha subrayado el consejero delegado de la firma, Markus Steilemann.

Los ingresos en el periodo fueron de 4.683 millones de euros, un 41,6% más, sobre todo debido a efectos de precio y de cartera, ya que los volúmenes vendidos solo han supuesto 3,6 puntos porcentuales de ese incremento.

Por segmentos de negocio, las ventas de la división de materiales de rendimiento fueron de 2.388 millones de euros, un 37,2% más, al tiempo que la rama de soluciones y especialidades se situó en 2.222 millones de euros, un 45,3% más.

El coste de los productos vendidos en el trimestre que fue de enero a marzo fue de 3.497 millones de euros, un 54,7% más, mientras que los gastos de venta fueron de 388 millones, un 24% más, y los generales y administrativos descendieron un 5,1%, hasta 93 millones.

De esta forma, el resultado neto de explotación (Ebit) experimentó un incremento interanual del 5,9% en el primer trimestre, hasta alcanzar los 589 millones de euros.