La Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) ha señalado que este año se han perdido cinco veces más de autónomos que en 2021, por lo que ha calificado los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) conocida este jueves de "nefasta" para los trabajadores por cuenta propia.

"La Encuesta de Población Activa (EPA) no ha sido en el primer trimestre del año buena para nuestra economía ni nuestro mercado laboral", ha lamentado la asociación a través de un comunicado.

En cuanto al colectivo de autónomos "los datos son nefastos", según ATA, ya que se ha registrado un descenso de 55.700 autónomos a lo largo del primer trimestre, muy lejos del descenso de 12.300 autónomos registrado en el mismo periodo de 2021. De esos 55.700 autónomos que ha perdido en RETA en el último año, 14.500 eran autónomos empleadores, 25.600 empresarios sin asalariados y 15.600 autónomos en ayuda familiar.

ATA ha explicado que, como suele ser habitual en los primeros trimestres de cada año, la EPA muestra una reducción en el empleo que, si bien es inferior a la de 2021: son más de 100.00 empleos los que se han destruido. Pero el paro ha vuelto a subir, frente al buen comportamiento que registró el año pasado y aumentando la tasa de desempleo.

"Todos estos datos, ponen de manifiesto cómo en temas de empleo aún hay mucho de lo que hablar", ha remarcado el presidente de ATA, Lorenzo Amor.

Si bien en el último año el RETA logra sumar 62.400 autónomos, la situación de incertidumbre provocada por la invasión de Ucrania, la elevada inflación, el incremento de los costes energéticos está pasando factura a los autónomos, que se refleja tanto en los datos de Seguridad Social como en la EPA.

Por ello, ahora más que nunca ATA ve necesaria mucha prudencia, ya que gran parte de los autónomos aún no se ha recuperado de los niveles que tendría prepandemia y hay una inflación que está agravando su ya durísima situación.

LA INFLACIÓN SIGUE EN NIVELES "REALMENTE PREOCUPANTES"

Otro de los indicadores macroeconómicos conocidos hoy y que afecta directamente a la economía y a los autónomos es la inflación, que se situó en abril en el 8,4%, cifra que rompe la tendencia de fuertes subidas de precios de los meses precedentes e inferior al 9,8% alcanzada en marzo.

A pesar de esta bajada que muestra el indicador adelantado, ATA alerta de que la inflación subyacente, que no tiene en cuenta los alimentos frescos y la energía por su volatilidad, crece un punto hasta el 4,4% y el INE señala que los precios de los productos comestibles y las bebidas no alcohólicas siguen subiendo con más fuerza que en abril del año pasado.

"Aunque el dato adelantado de inflación que hemos conocido hemos visto una reducción de esta del 1,4%, sigue siendo una inflación muy alta y, sin duda, es muy preocupante que la inflación subyacente haya subido un punto en el último mes, hasta el 4,4%, su nivel más alto desde 1995. Hay que poner en marcha medidas que ayuden al tejido empresarial a aliviar esta situación", concluye el presidente nacional de ATA.