El presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, ha señalado este martes que existe "afán recaudatorio" en la propuesta del Gobierno para modificar el sistema de cotizaciones de este colectivo y ha insistido en que el texto del Ejecutivo es "a todas luces inasumible".

Amor ha cuestionado que el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones plantee una "cotización por ingresos reales que Hacienda desconoce" y ha pedido a la cartera que dirige José Luis Escrivá que tenga en cuenta los diferentes perfiles de los autónomos, desde el societario hasta la persona física.

"Hoy, la mitad de los autónomos no puede cotizar por ingresos reales, tienen más de 47 años y topada la base en 2.000 euros. La capacidad económica, no solo de un autónomo, sino de muchos ciudadanos, se gana con la edad", ha apuntado el presidente de ATA en un coloquio organizado por el Consejo General de Economistas (CGE).

También ha criticado que con la nueva medida el Gobierno quiere "utilizar la misma vara de medir para todo el mundo", en alusión a las cotizaciones entre autónomos y a los asalariados. En este sentido, ha insistido en que un trabajador por cuenta propia nunca va a tener los derechos de uno por cuenta ajena.

Desde ATA apuestan por que los autónomos mantengan "la libertad de elección" a la hora de pagar su cotización y apuntan que la cotización por ingresos reales está fijada "como una voluntad".

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Amor ha asegurado que seguirán sentados en la mesa de negociación con el Gobierno y los sindicatos, que se celebrará de nuevo este miércoles, con la intención de alcanzar un "acuerdo justo y asumible por los autónomos" y se ha opuesto a aceptar una "reforma intervencionista, retrógrada y marxista".

ATA no acepta "los tramos y las cantidades (de cotización) de esos tramos" y aboga por su elección por parte de los autónomos. Amor se ha mostrado a "ir buscando los puntos de encuentros", aunque al mismo tiempo ha advertido al Gobierno de que debe presentar una "enmienda a la totalidad" de la primera propuesta que llevó a la mesa.

Además, ha recomendado al Ejecutivo "ir planteando estos temas en el seno del Pacto de Toledo" para que "no pase como con la reforma (laboral)". "No solo se tiene que plantear en el diálogo social, se tiene que hablar en el Parlamento", ha subrayado.

En el coloquio también ha intervenido el presidente del CGE, Valentín Pich, que ha manifestado que "la reforma de cotizaciones de los autónomos requeriría de un cálculo de los beneficios reales de la actividad único e igual para todos, por lo que sería necesario homogeneizar los cálculos de los ingresos netos".

"El colectivo de autónomos es muy diverso, pero en todos ellos se produce una volatilidad de sus ingresos mensuales, lo que explica que casi el 65% de los autónomos cotice por la base mínima; y es precisamente esa volatilidad la que nos lleva a pensar que debería mantenerse la libertad de cotización para aquellos autónomos ya establecidos", ha coincidido Pich.

Por su parte, el presidente de Economistas Asesores Laborales (EAL-CGE), Roberto Pereira, ha sostenido que existe "una disparidad enorme" entre los datos de la Seguridad Social y los de la Agencia Tributaria, y se ha referido a la necesidad de que el nuevo sistema de cotizaciones vaya "acompañado de una reforma fiscal".