MADRID, 26 AGO. (Bolsamania.com/BMS) .- Las grandes tecnológicas se caracterizan por su espíritu global pero también por saber dónde se pagan menos impuestos. Twitter ha sido la última en llegar a España y también ha decidido facturar sus ingresos en Irlanda por su mayor atractivo fiscal. De esta manera, la filial española cerró su primer año de vida unos ingresos inferiores al millón de euros y un beneficio de 46.772 euros.Según las cuentas presentadas por la red de microblogging, los 983.331 euros de cifra de negocio que contabilizó Twitter Spain en su primer ejercicio se debieron íntegramente por facturación a otras empresas del grupo.
La filial española tiene su sede en Madrid y cuenta solo con una plantilla media de 5,6 personas. Además, la empresa destinó a lo largo de su primer ejercicio fiscal 638.432 euros a gastos de personal y 76.613 euros a alquilar su oficina.
Lea también: Las 10 empresas donde los empleados son más felices

LA OCDE, A LA CAZA DE LAS TECNOLÓGICAS
La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y el G-20, que agrupa a las principales economías de países desarrollados y emergentes han emprendido planes para tratar de combatir esas tácticas legales de elusión fiscal y tapar los agujeros por los que todavía se siguen colando las empresas de modo legal.
Lea también: La gran empresa tributa al 5,3% a pesar de las subidas fiscales
La OCDE presentó en julio del año pasado su plan a dos años, que fue apoyado por la cumbre del G20 de San Petersburgo en septiembre de 2013. El calendario de implantación de las 15 medidas propuestas entonces arrancaba precisamente en septiembre de este año, pero los trabajos están retrasados. La reforma del sistema tributario internacional vuelve a estar en la agenda del G20 para la cumbre de Brisbane (Australia) de noviembre próximo.
Lea también: El PIB de la OCDE aumenta un 0,4% a pesar de la zona euro