Las seis entidades financieras a las que se ha sometido a estas pruebas de estrés mantienen los requerimientos de capital exigidos por la autoridad bancaria europea.

 
El comunicado del Banco de España manifiesta que “una parte relevante de la caída estimada proviene en la mayoría de los casos del impacto de la progresiva eliminación del régimen transitorio de la normativa de solvencia en los 3 años de duración del ejercicio. Descontado el efecto anterior, el impacto del ejercicio se reduciría significativamente, como se observa en la evolución de la ratio “fully loaded”.
Bancos españoles


Si nos fijamos en el CET1 Fully Loaded, es decir, el ratio que quedaría una vez quede establecida la nueva regulación, el banco que quedaría en peor lugar sería el Popular, que reduciría su capital al 6,6%. Es sí, hay que tener en cuenta que estos test se llevaron a cabo antes de que el banco anunciara la ampliación de capital.


Sin embargo el que sufriría una mayor caída sería Bankia, que pasa de un capital de casi un 14% hasta el 9,6%. Eso sí, seguiría siendo el más capitalizado tras el rescate. El resto de la banca en este escenario estresado mantendría sus niveles de capital alrededor del 8%.
 
Las pruebas se han llevado a cabo en un total de 51 bancos de la eurozona que representan alrededor de un 70% de toda la industria. “El sector europea ha elevado significativamente su capital en los último años hasta el 13,2% (CET1) a finales del año pasado. Esto es 200 puntos básicos más que en 2014 y 400 más que en 2011. En el escenario estresado este capital caería a nivel general 280 puntos básicos, lo que llevaría lo dejaría en el 9,4% a final de 2018, dice la EBA (Asociación Europea de la Banca). 

Resultados en Europa

El escenario estresado indica una contracción del PIB en los próximos tres años del 1,2%, del 1,3% y una evolución positiva del 0,7% en 2018 y con los test de estés se demuestra qué ocurriría con los distintos activos de los balances de la banca (crédito, hipotecas, morosidad, cartera de bonos… ) y su impacto en los niveles de capital de cada entidad.
Bancos en Europa

Tal y como se esperaba, Banca Monte dei Paschi di Siena es la firma que sale peor parada en estos test de estrés. La noticia llega en un momento en el que las autoridades europeas e italianas no se acaban de poner de acuerdo en el modelo a seguir para rescatar a la banca del país. Este punto, de hecho, es uno de los aspectos que más está afectando al sistema financiero europeo y que arrastra también a los bancos españoles.

En  concreto, el ratio de capital de Monte Paschi sufriría una caída que llevaría su capital hasta el 2,2%. Por su parte, el ratio de  UniCredit caería hasta el 7,1% (es el Segundo peor de Italia).

El segundo banco que peor quedaría en estos test de estrés en Europa sería el irlandés Allied Irish Banks, cuyo capital caería hasta el 4,31%, algo por debajo del mínimo para pasar que está en el 5,5%.
 
El otro gran problema para los mercados este año era Deutsche Bank y bajo el peor escenario su capital caería hasta el 7,8%; es decir, aprobaría con holgura.

Habrá que ver cómo cotiza la banca estos resultados cuando comience la sesión el lunes, aunque estos resultados parecen descontados por el mercado.