MADRID, 06 NOV. (Bolsamania.com/BMS) .- “Salto a salto” Telefónica va superando los “obstáculos” a los que debía hacer frente esta semana y que culminarán con la presentación de sus cuentas trimestrales el viernes. Tras confirmar a la CNMV ayer martes un acuerdo para vender su filial checa (por 2.467 millones de euros; reducirá su endeudamiento en unos 2.685 millones), la operadora capitaneada por César Alierta reparte hoy 1.590 millones de euros en concepto de dividendo entre sus accionistas. Se trata del primer tramo de la retribución aprobada por la junta de accionistas en mayo y que asciende a 0,35 euros por acción (0,2765 euros netos).

En este sentido, los analistas de Citi indicaban el viernes que Telefónica “nada a contracorriente” y que, aunque desde que sus gestores cambiaron en 2011 la operadora se centró en el desapalancamiento, se le puede hacer una crítica: no se ha beneficiado del recorte de su dividendo por debajo de los 0,75 euros comprometidos. La teleco “necesita hacer más”, afirmaban. De cara al futuro, y según las estimaciones del consenso de Bloomberg recogidas por Cinco Días, lo más probable es que esta retribución se mantenga durante el año que viene: la agencia tiene una proyección de rentabilidad por dividendo de la compañía para los próximos12 meses del 5,80%”.

Más allá de retribuir a sus accionistas, Telefónica está pendiente también del consejo de administración clave que celebrará el jueves, 7 de noviembre, Telecom Italia. Está previsto que su nuevo consejero delegado, Marco Patuano, presente un “plan de choque” para la compañía transalpina, que podría incluir varias medidas para atajar su deuda, como un incremento de capital de hasta 2.000 millones de euros, un programa de recorte de gasto, ventas de activos, eliminación de dividendos y separación de su red de telefonía.

De momento, según fuentes consultadas por Bloomberg la semana pasada, Telefónica habría dejado claro que sólo apoyaría una ampliación de capital si se acompaña con medidas para apuntalar las finanzas de Telecom Italia, como la venta de TIM a medio plazo. Los expertos de Barclays consideran que esta desinversión supondría “una oportunidad de reparar su balance y volver a centrarse en Italia”. La firma espera que los ingresos domésticos de la operadora caigan un 9,3% y su EBITDA un 11%. Sin embargo, según publica hoy martes El Economista, la operadora transalpina podría optar por una emisión de deuda de 1.800 millones de euros y la venta de su negocio en Argentina.

Y, un día después, el viernes, llegará el final de la “carrera”: Telefónica presentará sus resultados hasta septiembre antes de la apertura, y los explicará en una conferencia con analistas a partir de las 14:00 horas. En este sentido, Nomura espera que “continúe la mejora en el mercado doméstico (con una caída del 8,6% de los ingresos, excluyendo tasas marginales, frente al retroceso del 9,8% del segundo trimestre) y con una generación total de EBITDA de 4.798 millones, un 11% por debajo (…) esto presionará al consenso de cara a las estimaciones para todo el año y en adelante: nosotros estamos un 2,8% por debajo del mercado para la segunda mitad del año y un 5,1% para 2014”.

S.C./M.G.

Necesitamos tu colaboración más que nunca

Si eres seguidor de Estrategias de Inversión y te resultan atractivos nuestros análisis, informes y herramientas, hoy es el momento de beneficiarte de nuestros contenidos Premium y ayudarnos a seguir siendo independientes.

La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad y es importante que sigamos siendo independientes para ofrecerte los análisis y herramientas que miren por ti.
 

Suscríbete ahora y  tienes 15 días para probarlo. Podrás cancelarlo sin ningún tipo de compromiso en caso de que no se ajuste a tus expectativas.

Hoy más que nunca, es el momento de apoyar los servicios que utilizas habitualmente

Quiero Colaborar