Telefónica parecía ir digiriendo la noticia y parecía claro que era la que se iba a llevar el gato al agua. Llevará consigo una ampliación de capital y esto tiene un efecto algo dilutivo, por lo que anticipábamos que el valor podría estar un poco pesado. 


Cogerá el liderazgo de Brasil y a medio/largo plazo será una operación bastante buena desde un punto de vista empresarial, que además no lleva un cambio en los modelos de la deuda.

Declaraciones a Radio Intereconomia