MADRID, 11 SEP. (Bolsamania.com/BMS) .- Caídas del 2,14% para Telefónica que llevan al valor a liderar las pérdidas del Ibex 35 y a cotizar en los 11,9000 euros. La compañía anunciaba el miércoles una emisión de bonos convertibles y tras concluir el proceso de prospección de la demanda, el resultado ha sido la colocación de 1.500 millones a un interés fijo anual del 4,9%.Leer también: Telefónica emitirá 1.500 millones de euros en bonos convertibles - Bolsamania.com
El comunicado emitido por el grupo al cierre de la pasada sesión señalaba que sus planes eran colocar esta deuda a un interés de entre el 4,5% y el 5%.
Por otra parte, cabe destacar que el precio mínimo de conversión de estos bonos convertibles, con vencimiento el 25 de septiembre de 2017, se ha fijado en 11,90 euros y el máximo en 14,5775 euros. Esta última cifra supone “una prima del 22,5% sobre el precio mínimo de conversión”.
Especial Megatendencias de Inversión
El nuevo orden internacional vira hacia las megatendencias empresariales y de inversión. Descubre el futuro para los inversores.
Leer también: Amazon negocia con Telefónica O2 la venta en exclusiva del Fire Phone en Reino Unido
En este sentido, Reuters informa que en el mercado de esta emisión, las entidades directoras de la operación (BofA Merrill Lynch, Goldman Sachs International, Morgan Stanley & Co. International y UBS Limited) han realizado una colocación de acciones de Telefónica (representativas de un 0,97% del capital) por cuenta de los suscriptores de bonos a un precio de 11,9 euros, que es la cifra que los inversores están tomando como referencia este jueves.
Recordemos que la operadora ha indicado que “los fondos obtenidos de la emisión serán destinados a finalidades corporativas generales, incluyendo la financiación de la compra de E-Plus (según se comunicó en su momento)”.

Las bolsas se la juegan.

El Rally de fin de año y rotación de sectores , las bolsas se la juegan en Diciembre y Enero.

El FMI prevé un rebote del crecimiento mundial del 5,2% en 2021 y del 4,2% para 2022. Según sus estimaciones, el PIB de las economías avanzadas se elevaría un 3,9% el próximo año y un 2,9% en 2022 y, dentro de éste, la zona euro repuntaría un 5,2% y un 3,1% en línea con lo que haría EEUU. No se puede prever con exactitud si los crecimientos del próximo año rondarán estas cifras, pero traerán consecuencias.

Los movimientos corporativos, la evolución de las divisas y las politicas de los bancos centrales moverán y mucho los mercados, ya que los inversores institucionales van a rotar carteras hacia sectores con más potencial y menos riesgo.

Descúbrelo aquí