“Este viernes cobrará importancia lo que diga la agencia Fitch sobre el rating de España, que esperamos que lo suba. Ya ha confirmado hoy el de Italia, país al que ha mejorado la perspectiva”.

“Se espera que Fitch aumente el rating en el caso de España, como ya hiciera Moody’s hace unas semanas. En aquel momento el efecto fue francamente positivo”.

“A las bolsas les cuesta superar los máximos y sólo lo podrán hacer porque los resultados empresariales sean muy buenos o porque el BCE lleve a cabo esa política expansiva que nosotros, en ningún caso, creemos que se ponga en marcha antes de junio”.

“Con respecto al BCE, hay que destacar el concepto de unanimidad a favor de poner en marcha medidas cuantitivas si hay peligro de deflación, algo que incluso Alemania apoya. Hay elecciones a finales de mayo en Europa, por lo que creemos que en junio se podrían tomar medidas para ampliar el balance del BCE si se mantienen estos precios. Una acción así tendría relevantes efectos en el euro, como los tuvo el QE en el dólar”.

“Las cuentas empresariales conocidas hasta ahora en España han estado en línea con las expectativas. En el caso de las cuentas de los grandes bancos, puede haber distorsiones por la comparativa por las provisiones”.

“El conflicto de Ucrania a quien más debería afectar sería a Alemania, sin embargo, ayer sorpresivamente el IFO alemán subió. Si la situación en Ucrania no va a mayores, no debería tener más repercusiones en el mercado”.

En este escenario, el experto aconseja “prudencia porque estamos cerca de los máximos pero, está claro aquel que quiera rentabilidad, tendrá que arriesgarse”.

Declaraciones a Radio Intereconomía