El mercado viene con ligeras caídas después de la intervención del BCE que decepción porque no hubo señal de comportamiento a futuro, seguirá con el QE hasta marzo de 2017 pero a su vez dijo que seguirá con la política hasta que la inflación llegue al objetivo.
 


Sus propias previsiones es que en 2018 estará en el 1,6% y es contradictoria, el mercado sí cree que ampliará el QE pero dijo que tiene escasez al comprar bonos  por lo que seguramente en diciembre tendremos más información. El euro se ha fortalecido y los bancos tuvieron un respiro a pesar de que los tipos, cuando más bajos sean, pero para su balance.

Se espera que el Banco de Inglaterra anuncie compra de bonos corporativos y ya hemos visto lo que sucede cuando eso se pone en práctica. Se derrumban los tipos. Ayer Iberdrola emitió bonos a 9 años apenas al 0,5%, Sanofi y Henkel a tipo negativo y en el caso del Banco de Inglaterra si lleva a cabo esa medida verá lo mismo en los bonos.

La situación dependerá mucho de lo que hagan los bancos centrales. 

Declaraciones a Radio intereconomia.