santander lanza un credito hipotecario con bonificaciones en tipo de interes

La nueva ley del crédito para la compra de vivienda, conocida como Ley Hipotecaria, impide que los bancos obliguen a contratar productos vinculados (seguros, cuentas corrientes, planes de pensiones, tarjetas, etc) cuando se accede a una hipoteca, pero abre el camino para que el sector luche por cautivar a sus clientes en un nuevo frente: las bonificaciones.

Santander no ha tardado en mover ficha. La entidad ha renovado la gama de hipotecas -que incluye crédito a tipo fijo, variable e hipotecas para los no residentes- para hacerla más flexible y permitir al cliente beneficiarse, durante toda la vida del préstamo, de bonificaciones en los tipos de interés según los productos o servicios que elija contratar. Es el cliente quién decide cómo diseñar su hipoteca “a la carta”, en función de los productos que contrata con la entidad, que irán restando del interés inicial, y modificarla anualmente de acuerdo con sus necesidades y su planificación financiera.

Imagen que contiene captura de pantalla

Descripción generada automáticamente

Según anunció Banco Santander, se puede acceder a esta gama hipotecaria sin tener ningún producto asociado, “pero se beneficiará de bonificaciones de hasta 100 puntos básicos sobre el tipo de interés nominal aplicable (la oferta actual con las bonificaciones aplicadas parte desde Euribor + 0,99% a tipo variable y 1,90% TIN a tipo fijo) cumpliendo condiciones de bonificación máxima”.

Por ejemplo, si el cliente domicilia una nómina superior a 600 euros, el descuento asciende a 15 puntos básicos y si ésta es mayor de 1.200 euros, la bonificación se eleva a 25. Añadir tres recibos, resta al tipo de interés otros 10 puntos; mientras que contratar un plan de pensiones o un fondo de inversión puede suponer un “premio” de entre 5 (si el plan es de entre 5.000 y 30.000 euros) y 10 puntos básicos (si supera los 30.000 euros). Del mismo modo, los seguros de hogar, vida y salud pueden suponer, en función del importe, un descenso del tipo de interés hasta de 15 puntos.  Y así sucesivamente, según los productos y servicios que contrate el cliente, como indica la tabla adjunta.

La entidad, además, decidió a comienzos de años asumir todos los gastos que conlleva la escrituración de la hipoteca: los aranceles registrales y notariales, la nota simple, la tasación (cuando es solicitada por la entidad), los honorarios de la gestoría y el impuesto sobre actos jurídicos documentados (IAJD).

 

Hipoteca “verde” para viviendas sostenibles

La nueva gama de hipotecas incorpora un nuevo concepto, la hipoteca “verde” dirigida a viviendas sostenibles. Si la vivienda hipotecada tiene calificación energética A ó A+ o está considerada vivienda sostenible, de acuerdo con los certificados emitidos por empresas reconocidas del sector, el cliente contará con una bonificación de 10 puntos básicos sobre el tipo base del préstamo hipotecario. Santander también ha sacado al mercado en las últimas semanas un préstamo para la compra de vehículos híbridos y eléctricos en condiciones especiales: hasta ocho años de plazo, con un tipo del 5,53% TAE.

Con esta oferta, “reforzamos la apuesta por incentivar la eficiencia energética y adaptar nuestros productos financieros al compromiso adquirido como banco responsable, que tiene en cuenta los aspectos sociales y ambientales en la toma de decisiones financieras”, señala la entidad en su comunicado. Santander es líder en España en fondos de inversión socialmente responsable (ISR), con más del 66% del patrimonio de estos productos gestionados por Santander Asset Management. Para la gestora, “la inversión responsable está en nuestro ADN, en sintonía con nuestra cultura y valores. Nuestra filosofía de inversión responsable esta basada en: evitar las empresas con prácticas comerciales dañinas o insostenibles; invertir en empresas que contribuyan a la sociedad y al medio ambiente; y utilizar la influencia como inversor para promover la buena praxis”.