Los clientes de Banco Santander podrán desde mañana, martes 27 de junio, realizar sus pagos con el servicio de pago móvil Samsung Pay, un paso más en la oferta de servicios de banca digital de Santander España para que sus clientes puedan pagar cómodamente y de forma segura con el móvil en cualquier establecimiento que admita el pago con tarjeta de pago sin contacto (contactless) y sacar efectivo y realizar otras operaciones en 2.000 cajeros Santander contactless.

Los clientes de Santander solo tendrán que dar de alta sus tarjetas de débito o de crédito en los dispositivos Samsung compatibles. En España, Samsung Pay es actualmente compatible con los smartphones Galaxy S8 y Galaxy S8+, Galaxy S7 y S7 edge, Galaxy S6, S6 edge y S6 edge+, así como Galaxy A5 2016 y 2017.

El consejero delegado de Santander España, Rami Aboukhair, señaló: “Ofrecemos a nuestros clientes innovación constante, con productos y servicios cada vez más adaptados al mundo digital y que cumplen los requisitos de seguridad y sencillez de uso. Somos la única entidad que va a dar la opción de pagar con cualquier terminal, siempre buscando la mejor experiencia para nuestros clientes”.

Celestino García, vicepresidente corporativo de Samsung España, dijo: “La alianza con Banco Santander ratifica el éxito de nuestra solución de pago móvil en España y la apuesta por nuestro mercado como primer país europeo en dar la bienvenida a Samsung Pay hace un año. La acogida de los clientes y de las entidades financieras está siendo excelente, lo que confirma el acierto de esta visión del mercado financiero español como uno de los más innovadores del mundo”.

Samsung Pay, que sigue extendiendo su ecosistema de alianzas con este acuerdo, destaca por su gran sencillez de funcionamiento y su seguridad. La utilización del servicio no supone ningún coste añadido para los usuarios ni para los establecimientos, que solo necesitan un terminal con tecnología contactless. Un 75% de los datáfotos en España ya cuentan con esta tecnología.

En el momento del pago, el servicio se activa simplemente acercando el smartphone a menos de cinco centímetros del TPV o lector de tarjetas del establecimiento, y deslizando el dedo por la pantalla del smartphone. El usuario deberá elegir la tarjeta con la que desea realizar el pago e identificarse con el sensor de huella dactilar para autorizar la transacción y garantizar la completa seguridad de la operación. Samsung Pay utiliza tres niveles de seguridad: identificación con la huella dactilar o escaner de iris, tokenización, que encripta los credenciales de la tarjeta, y la plataforma líder de seguridad móvil, Samsung KNOX.

Samsung Pay se une al pago con cualquier móvil Android con NFC de la aplicación Santander Wallet. Además, Santander es la única entidad financiera que ofrece a sus clientes los principales sistemas de pago móvil.