Banco Santander ha comunicado a la CNMV  un hecho relevante sobre su filial en Brasil que podría reportarle un beneficio de 835 millones de euros en el segundo trimestre del año. 


La entidad que preside Ana Botín ha remitido un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en el que informa de un hecho relevante de su filial brasileña que repercutirá de forma positiva en sus cuentas del segundo trimestre del año.

Banco Santander (Brasil) informa de que el Tribunal Supremo Federal (STF), en su sesión plenaria de 28 de mayo, "ha denegado por unanimidad el Recurso Extraordinario interpuesto por el Ministerio Público Federal en relación con el COFINS -Contribución Social para la Financiación de la seguridad Social- que pretendía reformar una sentencia favorable a Banco Santander (Brasil) dictada por el Tribunal Regional Federal".

Como consecuencia de esto, Santander Brasil "revertirá las provisiones constituidas para cubrir contingencias legales relativas al COFINS, cuyo importe, neto de impuestos, se estima en 4.800 millones de reales" (unos 1.369 millones de euros).

Adicionalmente, la entidad informa de que su filial brasileña "constituirá provisiones complementarias por un importe neto de impuestos de 1.600 millones de reales [unos 456 millones de euros] con el objetivo de reforzar su balance".

Los efectos, dice Santander, no son otros que un impacto positivo en sus cuentas de 835 millones de euros que "serán reconocidos en los estados financieros de 30 de junio de 2015", finaliza la comunicación de la entidad.