La filial de ACS, Saeta Yield, especializada en la gestión de activos de energías renovables, se estaría planteando como parte de su estrategia un nuevo aumento de dividendo.

La filial ha confirmado que en esta operación entregará un dividendo de 0,75 euros por acción, frente a los 0,73 euros por título que ya pagaron en el año 2016.

Saeta Yield pronostica obtener un resultado bruto (ebitda) anual de 230 millones de euros hasta 2028. Además de que ya cuenta con activos de más de 2.200 millones de euros. En 2016 Alcanzó unos ingresos de 279 millones de euros, lo que correspondía a un 26% más que el año anterior. El ebitda se situó en 199 millones, un 27% más, mientras su beneficio neto alcanzó los 29,9 millones de euros, lo que supuso un crecimiento del 86% respecto al ejercicio del año anterior.

 

Saeta Yield