Desde Banca March, comentan que "tras el resultado del referéndum británico, anticipamos un descenso de nuestras previsiones de crecimiento global para este año (hasta el 3% desde el 3,1% anterior) y en 2017 (hasta el 3,4% desde el 3,5% anterior), que vendría dado principalmente por un menor crecimiento en el Reino Unido y la Unión Europea.
De aquí a finales de año, se espera que los focos de incertidumbre estén en Europa principalmente, aunque estaremos también atentos a los acontecimientos en China
Esta previsión preliminar se basa en que el descenso de la inversión y el consumo debido a la incertidumbre, y la reducción en el comercio exterior (sobre todo de servicios) sería contrarrestada en parte por políticas de tipo monetario - los bancos centrales ya se han comprometido a facilitar liquidez o menores tipos de interés - y medidas de estímulo de carácter fiscal o económico en el ámbito de cada país, según circunstancias y posibilidades".
Estos expertos añaden que "de aquí a finales de año, se espera que los focos de incertidumbre estén en Europa principalmente, aunque estaremos también atentos a los acontecimientos en China, donde el cambio de modelo a una economía con mayor relevancia del consumo está lográndose a costa de una disminución del crecimiento, que se espera se sitúe entre el 6,5% y el 7%".
Lea también: Cinco previsiones económicas para anticiparse a los riesgos y oportunidades del mercado

LA SITUACIÓN DE ESPAÑA Y DE LA RENTA VARIABLE
El mayor dinamismo de la actividad española y los menores costes financieros gracias al apoyo del BCE seguirán impulsando el crecimiento
"En España", señalan, "las elecciones no han proporcionado un resultado concluyente. Habrá que esperar a la formación de gobierno y la economía podría acusar la falta de dirección política. No obstante, el mayor dinamismo de la actividad española y los menores costes financieros gracias al apoyo del BCE seguirán impulsando el crecimiento, que podría situarse por encima del 2,5% para este año".
Sobre la renta variable, afirman que "seguimos positivos. Las valoraciones se sitúan en niveles razonables, aunque no baratas, y los flujos podrían volver hacia esta clase de activo, aunque las previsiones de beneficios para este año podrían revisarse a la baja. En términos de regiones, estamos algo más cautos en Europa. La bolsa europea se ha visto afectada por eventos políticos que podrían seguir poniendo presión sobre los beneficios de las empresas europeas".
Lea también: 20 acciones de Wall Street que se han desplomado con un potencial del 100%
Su consejo es "rebajar ligeramente la exposición a los índices europeos, en los que el peso del sector financiero es importante"
Su consejo es "rebajar ligeramente la exposición a los índices europeos, en los que el peso del sector financiero es importante, aunque no creemos que haya que hacer otros cambios significativos en las carteras de renta variable.
Específicamente, seguimos positivos en los valores defensivos y de alta rentabilidad por dividendo y en los sectores más ligados al consumo interno. Mantenemos nuestro peso en la bolsa americana, por su carácter defensivo y también estamos positivos en la evolución de las bolsas asiáticas, por su potencial de crecimiento del consumo".
Lea también: Seis acciones europeas para comprar tras el Brexit y ganar dinero en la segunda mitad del año

¿CUÁL ES EL CONSEJO DEL BANCO SUIZO JULIUS BAER?
Los activos de riesgo que estén expuestos a las cuestiones mencionadas estarán baratos durante el verano y posiblemente más allá, por ejemplo los bancos europeos
Según Christian Gattiker, estratega jefe y director de análisis de Julius Baer, el Brexit es un factor desestabilizador cuyas consecuencias podrían sobrepasar las fronteras del Reino Unido: "El resultado del referéndum británico genera incertidumbre en cuanto a sus efectos: ¿Supone simplemente el final del Reino Unido en la UE? ¿O es el principio del fin de la UE, o incluso del fin de la globalización tal y como la conocemos? Todavía es demasiado pronto para saberlo", afirma este experto.
"Lo que sí sabemos", añade, "es que la incertidumbre en torno a estas cuestiones no va a desaparecer a corto plazo. Cuanta más incertidumbre haya, más rentabilidad potencial demandarán los inversores. Por lo tanto, los activos de riesgo que estén expuestos a las cuestiones mencionadas estarán baratos durante el verano y posiblemente más allá, por ejemplo los bancos europeos".
El gran interrogante es cómo lidiar con esta nueva situación durante los próximos meses. En opinión de Gattiker, todo se reduce a tres recomendaciones básicas: "La primera de ellas es mantener la calma, ya que la reacción de los mercados financieros no parece apuntar a un clásico movimiento en U del que poder beneficiarse; la segunda es buscar la calidad y no perder de vista los valores de crecimiento; y la tercera es buscar gangas en activos que siempre se quisieron tener en cartera, pero siempre estaban caros".
Lea también: Las 10 acciones favoritas de los fondos de inversión más importantes del mundo
Desde una perspectiva mundial, es hora de elevar el peso de los mercados emergentes atendiendo a sus fundamentales y a su relativo aislamiento de los problemas europeos
La otra gran convicción es que la libra esterlina se devaluará con fuerza durante los próximos meses. El Reino Unido, una economía que presenta un gran déficit por cuenta corriente y depende enormemente de los flujos de capitales, sufrirá una gran falta de inversión extranjera directa a causa de las incertidumbres que se avecinan.
Su conclusión es que "tras la reciente estabilización de las bolsas esperamos que la situación se calme hasta dar lugar a un claro movimiento lateral durante los meses de verano. Creemos que la selección de valores cobrará una mayor importancia en un futuro próximo. Desde una perspectiva mundial, es hora de elevar el peso de los mercados emergentes atendiendo a sus fundamentales y a su relativo aislamiento de los problemas europeos. Nuestros estrategas de renta variable han identificado varias señales positivas en la bolsa china. Por ejemplo, partiendo de las evidencias de los últimos diez años, el reciente aumento de la oferta monetaria probablemente se traduzca en más beneficios empresariales. Además, las acciones chinas muestran unas valoraciones favorables desde una perspectiva mundial".
Lea además:
Los riesgos geopolíticos frenan a las bolsas: el Ibex cae y pone en peligro los 8.500 puntos
Consultorio de análisis técnico: OHL, Europac, Faes, Endesa...y cinco valores más bajo la lupa
Nueve fondos de inversión para ganar dinero y soportar la volatilidad y la incertidumbre del mercado
Así invierte el mejor fondo de bolsa española en 2016
Cinco acciones europeas para aprovechar las oportunidades que deja el verano en el mercado
Ocho acciones del Ibex 35 para afrontar las peores perspectivas de la segunda mitad del año