El pago de 10.300 millones se realizará a través del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), para el que España aporta en torno al 11,8% de su dinero disponible, lo que equivale a unos 1.200 millones de euros para este tramo del rescate griego. Desde Alemania y Francia proceden 2.700 millones y 2.000 millones respectivamente, mientras que desde Italia, que aporta un 17,8% al MEDE, es responsable de más de 1.800 millones.
El Eurogrupo ha aprobado así medidas para este año, pero supedita mayores alivios para Grecia a que el Ejecutivo heleno de Alexis Tsipras cumpla con el objetivo a medio plazo de un superávit primario del 3,5% del PIB en 2018. A partir de ese año, después además de las elecciones generales en el país germano en 2017, los ministros europeos de Finanzas abren la puerta a una reestructuración de la deuda.
Lea también: La prima de riesgo española cae con fuerza tras el acuerdo del Eurogrupo sobre Grecia
El Eurogrupo revisará vencimientos de la deuda, limitará las necesidades financieras netas del país y permitirá transferir a Atenas los beneficios obtenidos por los bancos centrales al comprar sus bonos
El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha defendido en los últimos meses la necesidad de aliviar la deuda griega, que considera insostenible. Este año roza ya el 180% del PIB y es uno de los ratios de endeudamiento más elevados del mundo. Sin embargo, hasta hace poco las autoridades europeas se habían negado, con la férrea oposición desde Alemania.
Ya el pasado 9 de mayo, el Eurogrupo abrió la puerta a revisar la deuda, y esta madrugada ha acordado hacerlo definitivamente pero en 2018, una vez que expire el programa de rescate actual y se haya comprobado que Grecia ha cumplido con las medidas exigidas. "El Eurogrupo da la bienvenida a la intención de la dirección del FMI de recomendar al Consejo Ejecutivo (del propio organismo) que apruebe un acuerdo de financiación antes de que termine 2016", señala la nota remitida por la institución europea.
Lea también: El FMI propone que Grecia no pague intereses sobre la deuda de su rescate hasta 2040
CEDEN EL FMI Y EL EUROGRUPO
Cede así el Eurogrupo, que asegura que "la posible reducción de la deuda (griega) será considerada al finalizar el programa a mediados de 2018 y se determinará el alcance en cooperación con las instituciones europeas", y también el FMI, que propone a su consejo participar en el rescate aunque, como había reclamado en el último año, no haya una reestructuración inmediata de la deuda.
No obstante, el Eurogrupo ha reiterado su intención de posibles medidas adicionales a corto plazo para facilitar la sostenbilidad de la deuda griega. En el comunicado, informa de que revisará vencimientos, limitará las necesidades financieras netas del país y permitirá transferir a Atenas los beneficios obtenidos por los bancos centrales al comprar sus bonos. Esto abre la puerta a que el FMI participe en el rescate, algo que quiere la Comisión Europea, pero el organismo de Christine Lagarde exigía una reestructuración de la deuda a cambio, a lo que se habían negado hasta ahora las autoridades europeas, con una férrea oposición desde Alemania.
Los ministros europeos muestran una predisposición más flexible hacia Grecia tras sus esfuerzos fiscales. De hecho, el país heleno que preside Alexis Tsipras obtuvo un superávit primario (sin contar los intereses de la deuda) de 2.400 millones de euros hasta abril. "El Eurogrupo celebra la aprobación por el Parlamento griego de la mayoría de las acciones previas acordadas para el primer examen (del rescate), en particular la adopción de una legislación para ofrecer medidas fiscales que representen un 3% del PIB que deberían permitir cumplir los objetivos en 2018", indica el comunicado.
Lea también: Grecia pretende alcanzar un acuerdo con sus acreedores para volver a los mercados de capitales en 2017
LOS MERCADOS REACCIONAN POSITIVAMENTE
Teniendo en cuenta la regularidad con la que Grecia ha estado en los titulares los últimos años, es demasiado pronto y posiblemente delirante creer que esta crisis de deuda ha quedado atrás
Las bolsas europeas extienden las ganancias de este martes y, a media sesión, cotizan con fuertes subidas. El ASE, índice de la Bolsa de Atenas, se anota cerca de un 1%, mientras que el Ibex sube más de punto y medio y supera los 9.000 puntos. También hay alzas en el resto de parqués. El DAX alemán se anota otro 1%.
La renta variable europea se ve impulsada por los bancos, con el índice sectorial (Euro Stoxx Banks) subiendo más de un 1%, y en España el índice que aglutina a los bancos del selectivo de la Bolsa de Madrid (Ibex 35 Bancos), anotándose más de un 3%, con alzas de más del 5% para Popular y de más del 4% para CaixaBank.
El mercado de deuda también se ha visto favorecido, con compras del bono español a 10 años en el mercado secundario que reducen la rentabilidad hasta el 1,530%. La prima de riesgo cae así más de un 1% hasta los 134 puntos, en una tónica general para los diferenciales periféricos. La prima de riesgo griega cae más de un 2% hasta los 687 puntos, la italiana un 1% hasta los 123 puntos y la portuguesa un 0,7% hasta los 281 puntos.
"Teniendo en cuenta la regularidad con la que Grecia ha estado en los titulares los últimos años, es demasiado pronto y posiblemente delirante creer que esta crisis de deuda ha quedado atrás", advierte Brenda Kelly, analista jefe de London Capital Group, que recuerda que la clave del acuerdo es que se habla en términos "potenciales" de las grandes medidas, como la reestructuración de la deuda.
DIJSSELBLOEM ASEGURA QUE "SON BUENAS NOTICIAS"

El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, ha destacado que se trata de "muy buenas noticias" puesto que el acuerdo demuestra que el rescate de Grecia está "totalmente de nuevo en su senda", en declaraciones que recoge Europa Press. Además, el socialista neerlandés ha afirmado que este acuerdo debe llevar a una "conclusión positiva" de la primera revisión y ha recordado que, tras ella, se prometió iniciar el debate sobre medidas para garantizar la sostenibilidad de la deuda helena.
En este sentido, Dijsselbloem ha señalado que el Eurogrupo ha alcanzado un acuerdo para establecer una serie de medidas a corto plazo, así como para establecer otro paquete de acciones sobre la deuda para el medio plazo, tras la finanlización del programa a mediados del 2018, y un mecanismo adicional para el largo plazo.
Además, el presidente del Eurogrupo, informa Europa Press, ha apuntado que el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha expresado tras el acuerdo su intención de recomendar su Junta de Gobernadores que apruebe su participación en el programa antes de que acabe el año, pero que antes deberá evaluar las medidas sobre la sostenibilidad de la deuda acordadas por los ministros de Finanzas de la zona euro.
Lea además:
¿Revisará el Eurogrupo la cifras del rescate a Grecia?
Grecia sigue en el ojo del huracán por las dudas sobre sus finanzas públicas
Bruselas dice que la presencia del FMI en el rescate de Grecia es decisiva
Tusk alerta sobre Grecia y pide un Eurogrupo 'urgente'