MADRID, 17 ENE. (Bolsamania.com/BMS) .- Si el año pasado dejó algún titular en el sector financiero español, éste fue que la industria vivió sometida al corsé del rescate financiero internacional solicitado en el verano de 2012 y concluido el pasado mes de diciembre. Pero más allá del titular “fácil”, la realidad de las entidades financieras españolas pasó por un entorno complicado, en el que no se "abrió el grifo" del crédito y en el que la financiación obtenida del Banco Central Europeo (BCE) se invirtió en carry trade con deuda soberana. Además, el escenario macro y empresarial doméstico no ayudó, con una tasa de desempleo disparada y refinanciaciones por parte de grandes gigantes corporativos, así como alguna que otra sonada quiebra del tipo de Fagor o Pescanova. Así, no extraña que, según los últimos datos del Banco de España, publicados hoy mismo, la tasa de morosidad del sistema financiero haya superado el 13% y en noviembre haya alcanzado el 13,08%. Tras doce meses intensos, llega un 2014 en el que el gran titular se centrará, salvo sorpresas, en los tests de estrés del BCE.

Pero antes, los bancos españoles deben confesar ante el mercado cómo “torearon” 2013. Después de una semana marcada por los resultados empresariales de los gigantes financieros de Estados Unidos, llega el turno de las entidades patrias. El primero en publicar sus cifras de 2013 será Bankinter el próximo miércoles, seguido el jueves por Banco Sabadell. En un informe publicado a finales del año pasado, Morgan Stanley apuntaba a un beneficio para la primera de estas dos entidades de 0,2 euros por acción. Bankinter ganó 124,7 millones de euros en 2012, un 31,2% menos que en 2011.

Mientras, para Banco Sabadell, Macquarie espera unas ganancias en 2013 de 193,3 millones de euros, similar a la cifra que baraja el consenso y que ronda los 200 millones. Banco Sabadell cerró 2012 con un beneficio neto atribuido de 81,9 millones de euros, lo que representó una caída del 64,7% frente a 2011.

Después de Bankinter y Sabadell, será Banco Santander el que publique sus cuentas del año pasado. Lo hará el jueves, 30 de enero tras registrar en 2012 unos beneficios de 2.205 millones, un 58,8% menos que en 2011. Los analistas de la firma alemana Berenberg, que hoy mismo se han posicionado cortos en la entidad, siguen pensando que ”Santander es uno de los bancos europeos peor capitalizados y que mucho de su capital se mantiene atrapado en sus filiales”.

Berenberg cree que tanto el banco cántabro como otros bancos españoles podrían necesitar provisiones adicionales de cara a la Revisión de Calidad de Activos (AQR por sus siglas en inglés) que va a desarrollar el BCE en el marco de los tests de estrés este año. Por eso, “los resultados del cuarto trimestre de Banco Santander podrían decepcionar.

En la misma línea, los analistas de Macquarie advierten que “lloverá tras el brillo del sol”. Esta metáfora intenta reflejar cómo ven la temporada de resultados de los bancos que comienza la semana que viene. “Los bancos españoles han protagonizado rallies de entre el 50 y el 130% desde mediados de 2013”, advierten estos expertos, quienes avisan de que “limitados signos de recuperación en el cuarto trimestre del año pasado deberían ser un catalizador negativo”.

Desde la firma, piensan que el mercado está siendo demasiado optimista, por lo que sus previsiones sobre los bancos españoles son negativas frente al consenso: “Estamos entre un 5 y un 25% por debajo del consenso en las estimaciones para 2014 (…) y pensamos que la rentabilidad normalizada debería rondar el 9%, muy por debajo de los retornos de entre el 4-6% que muestran los precios actuales”.

Van más allá. Bajo el título “Dónde pensamos que el mercado se está equivocando”, Macquarie señala que los bajos volúmenes del crecimiento, reducidos tipos de interés y elevadas exigencias de capital “significan que un regreso a los niveles de rentabilidad 'pre-crisis' para los bancos españoles es inalcanzable (…) Seguimos esperando provisiones adicionales en el corto plazo”.

Prosigue el desfile. El viernes 31, será una sesión de infarto, con BBVA, Banco Popular y CaixaBank, para los que Morgan Stanley estiman unos BPAs de 0,2, 0,0 y 0,0 euros, respectivamente. En el caso de BBVA, algunos analistas han señalado que las ganancias de los últimos 12 meses rondarán los 2.300 millones de euros. BBVA ganó 1.676 millones de euros en 2012, un 44,2% menos que en 2011. En cuanto a Banco Popular, N+1 estima un beneficio neto de unos 6 millones de euros frente a las pérdidas de 2.461 millones de hace un año. CaixaBank, por su parte, ganó en 2012 230 millones, cifra un 78,2% inferior a la de 2011.

Ya en febrero, el lunes 3 será la nacionaliza Bankia la que, a media mañana, confesará sus cuentas. El bróker de Santander espera que publique un beneficio atribuible de 556 millones de euros, tras las pérdidas de 19.000 millones de 2012. Bankia perdió exactamente 19.056 millones de euros en 2012.

En Link Securities, donde hablan en general de la temporada de resultados, consideran que esta campaña va a ser “determinante para el comportamiento de las bolsas a corto-medio plazo. Si finalmente las cifras que presenten las compañías y las expectativas que sobre sus negocios transmitan sus gestores 'convencen' a los inversores, podemos asistir a nuevas alzas en las bolsas. De no ser así, podemos asistir a una corrección en los mercados de cierta consideración, que aprovecharíamos para incrementar posiciones en renta variable –insistimos en que la falta de alternativas de inversión a la renta variable al día de hoy es una realidad que debe terminar imponiéndose”.

María Gómez

Especial 15 aniversario de Estrategias de Inversión

Estrategias de Inversión celebra en Noviembre, su 15 aniversario y hemos preparado algo muy especial para todos los usuarios del portal.

Celebra con nosotros 4 grandes eventos totalmente gratuitos. ¡No te lo puedes perder!

Apuntate gratuitamente pinchando aquí. 

 

 

Pide información