MADRID, 19 AGO. (Bolsamania.com/BMS) .- El lujo cambia de manos. El grupo Puig se ha hecho con el 25% de Textil Lonia, la sociedad que controla las marcas de moda Purificación García y Carolina Herrera. La compañía ha adquirido el accionariado que hasta ahora estaba en manos del grupo de lujo francés LMVH, dueño de marcas como Luis Vuitton y Loewe.Según el portal especializado moda.es, la operación aún no se ha formalizado porque los socios mayoritarios de Textil Lonia, los hermanos Francisco, Josefina y Jesús Domínguez, pueden ejercer su derecho de tanteo sobre el 25% propiedad LVMH.
Aunque no ha trascendido la cifra de la operación, los expertos calculan que podría rondar los 70 millones de euros.

LA ESTRATEGIA DE TEXTIL LONIA Y PUIG
El grupo Textil Lonia posee una red de 516 tiendas en España y en otros diez países, entre ellos Estados Unidos, Chile, Francia, Gran Bretaña, Singapur, China y Corea del Sur. De estas tiendas, 280 pertenecen a Purificación García y otras 236 a CH Carolina Herrera.
Puig factura 1.500 millones de euros al año
Por su parte, Puig mantiene unas cuentas más que saludables. Según los últimos datos facilitados, ingresa 1.500 millones anuales pero en 2013 ganó 176 millones y sin deuda. Además, Marc Puig, presidente de la firma de moda y perfumería, se ha mostrado en público abierto a nuevas adquisiciones más allá de Textil Lonia para comenzar una estrategia internacional que marque el lujo español más allá de cadenas como Zara o Mango.
De hecho, Puig también ha comprado el 45% del accionariado de Gaultier mientras que uno de sus vicepresidentes, Manuel Puig, ha adquirido el 4% de Fluidra.