En realidad este hueco es lo único a lo que nos podemos agarrar si todavía queremos apostar por una continuidad del rebote. O lo que es lo mismo, cerrarlo (o lo que es lo mismo anularlo) dejaría las puertas abiertas a una vuelta a los mínimos anuales en los 7.746 puntos y, por debajo, los 7.500 puntos (soporte horizontal). Por debajo de los 7.500 puntos tendríamos la zona de los 7.000-7.200 puntos que aunque no es un soporte real se trata de la proyección mínima “teórica” de caída de la gran pauta semanal en “cabeza y hombros” que se confirmaba nada más comenzar 2016 tras perforar el soporte de los 9.200-9.230 puntos.
Lo que es innegable es que a día de hoy los máximos y mínimos decrecientes siguen estando ahí, y así no se sube.

Gráfico diario - Ibex 35
Lee además:
El petróleo parece estar 'triangulando' para poner punto y final a las caídas
Telefónica, Repsol, Santander, BBVA... ¿Cuál de los grandes está peor y cuál se salva?
La bolsa de Atenas, en niveles de 1.989, cotiza en la base de un impecable canal bajista
Consultorio de análisis técnico: FCC, Aena, Cellnex, petróleo y seis títulos más bajo la lupa