Ante las informaciones aparecidas en algunos medios de comunicación que han suscitado preocupación acerca de la situación del banco, la entidad quiere hacer las siguientes aclaraciones.

- El Fondo Monetario Internacional no realiza ningún tipo de prueba de estrés individual a las entidad financieras; por lo tanto, no ha habido examen a los estados financieros del Popular, sino al sistema financiero español en su conjunto.

- A diferencia de lo que ocurre con las pruebas de esfuerzo llevadas a cabo por las autoridades supervisoras (BCE), la que lleva a cabo el FMI a través del ejercicio FSAP no tiene como objetivo cuantificar potenciales déficit de capital regulatorio. En el caso de la prueba de esfuerzo más reciente de las llevadas a cabo por el BCE, Banco Popular cumplía- y cumple- con los niveles de capital regulatorio exigidos.

- El FMI ha aclarado a través de un portavoz que el ejercicio del FSAP no ha acabado aún, que su resultado se comunicará a medios el mes que viene y que no publicará resultados individuales.

- Sobre las supuestas declaraciones realizadas por la presidenta del Consejo Único de Resolución (SRB), Elke Köning, el propio organismo emitió un comunicado ayer para aclarar que “está mirando a todos los bancos europeos con el fin de mantener la estabilidad financiera en la Unión Bancaria”. Además, añadió que  “el SRB no comenta ningún asunto específico del banco y no confirma las interpretaciones sobre supuestas declaraciones realizadas por la presidenta de la SBR, Elke Köning. El SRB nunca emite advertencias sobre los bancos; su tarea principal habitual y cotidiana es preparar y redactar los planes de resolución”.