La pista me la ha dado un compañero a la vuelta de vacaciones: "por si acaso, reduzco la posición y veo que ocurre". ¡Y eso que no estuvo en el mercado a principios de la semana pasada! Con todo, lo entiendo aunque no lo comparto. 

Además, tras recuperación de los mercados en los últimos días sus pérdidas son mínimas. Y dormirá mejor. Esto último vale mucho.

¿Comprar o vender? Veámoslo de forma objetiva....


Precios, es difícil afirmar ahora que la bolsa es barata. Pero, no es cara. Y menos podemos considerar que es un ratio de precios coherente con burbujas.

"Temer lo desconocido"; lo cierto es que nunca mejor dicho que ahora, puesto que la Crisis ChinaGriegoFed ya hemos tenido mucho tiempo para valorarla. Pero, es cierto: nos falta información para valorarla de forma correcta.
Mucho dinero en las carteras. Y los bancos centrales abiertos a tomar más medidas expansivas si fuera preciso
. Entre el miedo y el pánico, diría yo para calibrar el sentimiento del mercado hacia la bolsas.

Por último, ¿qué se puede afirmar sobre los resultados? Pobres resultados durante el Q2, pero que de forma más reciente comienzan a mejorar. En concreto, en USA más del 54.2 % de las revisiones son al alza.Y es un porcentaje que no se veía desde la primera mitad del año pasado.

¿Argumentos suficientes para comprar? El miedo es libre. Igual que el optimismo. Pero, sobre todo, lo más valorable ahora es la tranquidad para poder valorarlo todo de forma adecuada. Y esta tranquilidad admito que sí es compradora.