MADRID, 08 AGO. (Bolsamania.com/BMS) .- La agencia de calificación Moody's ha publicado un informe en el que advierte de que el envejecimiento de la población puede reducir el crecimiento económico mundial. Según la agencia, el alto ritmo de envejecimiento ralentizará el crecimiento económico de los próximos 20 años, tanto en economías desarrolladas como emergentes.Este problema se debe a que cada vez hay menos población en edad laboral, por lo que se reducen los índices de ahorro familiar. Esta situación no sólo afecta al mundo desarrollado, ya que muchos mercados emergentes ya están clasificados como países en envejecimiento, como Rusia, Tailandia, Chile o China. Incluso países relativamente jóvenes, como Brasil y Turquía, están envejeciendo a un alto ritmo.
"La transición demográfica, considerada muchas veces como un problema a largo plazo, ya es una realidad y disminuirá significativamente el crecimiento económico", indica la vicepresidenta de la calificadora, Elena Duggar. Además, añade que "se estima que el envejecimiento reducirá el crecimiento económico anual total en un 0,4% entre 2014 y 2019, y en una escala mucho mayor del 0,9% entre 2020 y 2025".
"Las reformas de políticas a mediano plazo que mejoren las tasas de participación laboral, racionalicen la migración y mejoren los flujos financieros podrían mitigar parcialmente el impacto del envejecimiento sobre el crecimiento económico. Asimismo, a largo plazo, la innovación y el progreso tecnológico que mejoran la productividad tienen el potencial de disminuir los efectos de desaceleración pronosticados debido a los rápidos cambios demográficos", ha comentado Madhavi Bokil, el otro autor del comentario.
EL 60% DE LOS PAÍSES ESTÁN EN ENVEJECIMIENTO EN 2015

Según las estimaciones incluidas en su informe, en 2015 más del 60% de los países evaluados estarán envejeciendo, y tendrán más del 7% de su población con 65 años o más. Para el año 2020, las sociedades muy envejecidas, poblaciones con más del 20% de habitantes de edad avanzada, aumentarán a 13 en el mundo, en comparación con las tres que existen actualmente: Italia, Alemania y Japón.
La entidad prevé que el crecimiento de la población en edad laboral en el mundo entre 2015 y 2030 será solo la mitad del crecimiento que tuvo lugar durante los 15 años anteriores (es decir, 13,6% en contraposición al 24,6%). Todos los países, con excepción de unos pocos en África, tendrán que enfrentar una población en edad laboral de crecimiento más lento o en declive.
El envejecimiento mundial reducirá el crecimiento económico debido a una menor provisión laboral y menores tasas de ahorro, lo que a su vez reducirá la inversión. Se estima que el crecimiento de un 1% en el indicador de envejecimiento conocido como "tasa de dependencia" (es decir, la relación entre la población de más de 65 años y la población de entre 15 y 64 años) llevará a una disminución de entre 0,5% y 1,2% en los índices de ahorro promedio, lo cual afectará de manera adversa a la inversión.